• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un estudio realizado por la Universidad Católica del Maule reveló la presencia de plaguicidas peligrosos y prohibidos en la orina de escolares de las zonas rurales de Talca y San Clemente.

    Según consigna radio ADN, los especialistas a cargo del estudio indicaron que estos plaguicidas estarían siendo usados para exterminar plagas de roedores o similares.

    En ese sentido, la doctora María Teresa Muñoz explicó que “lo que más nos preocupó es que apareció en la orina de los niños un plaguicida prohibido en Chile desde el año 2000 denominado Paratión, el cual es altamente peligroso y tóxico para la salud y el medio ambiente, porque tiene comprobados efectos cancerígenos y neurotóxicos, no estando permitida su venta en Chile”.

    “Además encontramos otros plaguicidas que intuíamos que aparecerían, como Clorpirifos, Diazinon y otros que no son organofosforados como Piretroides y el Herbicida 2,4-D. Este último también resulta preocupante ya que tiene efectos a nivel reproductivo. En este sentido, es de central importancia fortalecer la normativa para prohibir el uso de los plaguicidas más peligrosos, y aumentar el control en las aplicaciones y la venta de plaguicidas”, agregó la doctora.

    Muñoz añadió que la exposición a plaguicidas organofosforados puede generar depresión y ansiedad, síntomas que pueden conducir a la ideación suicida: “En una investigación anterior, también encontramos ansiedad en trabajadoras agrícolas aplicadoras de estos productos, lo que tiene que ver con otros factores relacionados, como es la función que hacen en el ámbito ocupacional, el uso de elementos de protección personal, la falta de capacitación en el tema, la vulnerabilidad social y un bajo nivel de escolaridad”, afirmó la especialista.

    “Es un tema multicausal y no es solo porque los plaguicidas generen directamente efectos en la salud, sino que se dan condiciones sociales, económicas y de susceptibilidad genética que observamos que potencian estos estados y que redundan en que las personas estén más vulnerables”, concluyó Muñoz.

    Foto portada: Referencial

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...