• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La ciudadana Adriana Elcira Rivas González, de 66 años de edad, quien fuera secretaria del exjefe de la policía política durante la dictadura de Augusto Pinochet, fue detenida por las autoridades australianas.

    Rivas, conocida también como “la Chany”, lleva más de tres décadas en ese país, luego de que Chile solicitara su extradición por acusaciones de secuestro y torturas durante la dictadura Pinochetista.

    La noticia fue anunciada por un portavoz de la oficina del fiscal general de Australia, añadiendo que se la reclama “para afrontar enjuiciamiento en la República de Chile por delitos de secuestro agravado”.

    La justicia chilena requiere a Rivas por su supuesta implicación en el dosier llamado “Calle Conferencia”. Rivas formó parte de la temida Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la policía secreta de la dictadura militar entre 1973 y 1977. Estuvo a cargo del fallecido Manuel Contreras.

    A esta organización “se le atribuye la mayoría de las más de 3.200 muertes y desapariciones que dejó la dictadura”, que al final de su existencia sumó casi 40.000 personas torturadas, según la web Memoria Viva, dedicada a investigar las circunstancias de la muerte y desaparición de las víctimas de la dictadura de Pinochet (1973-1990).

    Un artículo del portal Swissinfo indica que existe una foto en la que se va a una mujer presentada como Rivas, “posando sonriente junto a Contreras”, uno de los personajes más oscuros de la historia del país.

    De acuerdo con reseñas de medios digitales, Rivas estuvo en la “Brigada Lautaro” de la DINA, que llevó a cabo operaciones en 1976 contra la dirección clandestina del Partido Comunista chileno, cuyos dirigentes fueros “secuestrados, torturados y asesinados”.

    Tras conocerse la noticia, la abogada chilena Adriana Navarro, representante de familiares de detenidos desaparecidos, dijo a radio Cooperativa que “la comunidad chilena y latinoamericana está feliz de haber recibido la noticia de que Adriana Rivas fue arrestada por la policía australiana”.

    Las víctimas “quieren que Adriana Rivas comparezca ante la justicia chilena y que sea exculpada si no es culpable“, dijo a las periodistas delante de un tribunal de Sidney.

    Las autoridades chilenas aseguran que las pruebas reunidas por la justicia de ese país “son muy sólidas y son muchos los que pueden testificar sobre la participación de Rivas en los crímenes”.

    Si bien Rivas fue detenida, todavía debe ser procesada por la justicia australiana, cuyo juez encargado, Robert Williams, decidirá si la extradición solicitada por Chile será efectiva.

    Documentada

    Sobre la acusada hay un documental titulado El pacto de Adriana (2017), galardonado en el festival de Berlín. Estuvo a cargo de la directora y escritora Lissette Orozco y cuenta la historia de “una mujer que está investigando el pasado de su tía durante el período de Pinochet en Chile”.

    En una entrevista a Jorgelino Vergara en 2012, “el mocito” de Manuel Contreras, se contaron las atrocidades cometidas en el cuartel “Simón Bolivar”, lugar donde los testimonios sitúan a Rivas como una despiadada torturadora, reveló Biobiochile.

    A 30 años: El “NO” contra Pinochet comenzó en Caracas..! ¡Entérate!

    Académico estadounidense afirma: Es un mito que Pinochet arregló la economía de Chile

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...