• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Gobierno determinó el pasado fin de semana levantar la alerta amarilla en Quintero y Puchuncaví, por graves episodios de contaminación, y, por consiguiente, reanudar el año escolar, cuyo reinicio se concretó el martes 4 de septiembre, aunque no duró mucho. Durante la tarde, la zona presentó un tercer evento de estas características, un centenar de personas reportó síntomas de intoxicación, por lo que la alerta amarilla volvió, al igual que la suspensión de clases.

    Errores como este tienen cansada a la población de ambas comunas de la región de Valparaíso. Los habitantes de la zona han organizado numerosas marchas, funaron al presidente Sebastián Piñera en su visita al lugar e incluso un grupo de estudiantes se tomó un colegio en Quintero. Este miércoles, algunos vecinos protestaron en la Plaza de la Constitución por la incapacidad del Estado de dar una solución definitiva a la contaminación producida por el parque industrial emplazado en el área.

    “No podemos tolerar esta incompetencia, que se vulneren nuestros derechos, se burlen de nosotros, que se rían de lo que está pasando en Quintero, con leyes parche, con un hospital de campaña sin especialistas. Necesitamos oncólogos, tenemos una de las mayores concentraciones de población con cáncer”, señaló Felipe Celis, vecino quinterano.

    El manifestante expresó la molestia de la comunidad que ha tenido que soportar medio siglo de funcionamiento del parque industrial. “Ya no vamos a tolerar lo que está pasando. Tenemos que empoderarnos y tener la responsabilidad de controlar el poder que le dimos a gobiernos que no nos están representando, gobiernos empresariales que tienen su línea editorial marcada, que es pro empresa, que la salud de las personas pasa a estar tercer, cuarto o quinto plano”, advirtió.

    Celis avisó que “las movilizaciones se van a radicalizar” si no son escuchados los planteamientos de la población afectada y que no quieren “seguir siendo el patio trasero del progreso y el desarrollo, a costa de la vida y la salud de las personas”.

    “Llamo a que todos se levanten, que todos hagan algo, porque no hay una forma correcta de manifestarse cuando nos están matando. Hacer algo es dejar de hacer nada, simplemente eso. Si quieren sacar la voz y unirse a nosotros, les pedimos pro favor que lo hagan, porque estamos solos”, señaló el habitante de Quintero.

    Vecinos tienen propuestas

    En la manifestación realizada afuera de La Moneda, los habitantes dieron lectura al petitorio del Cabildo Abierto de Quintero y Puchuncaví. El petitorio considera la paralización del parque industrial hasta que no se definan las responsabilidades por los episodios críticos que comenzaron el pasado 21 de agosto.

    Además, buscan que se implemente una “zona franca energética”, que permita reducir costo de los insumos básicos como luz, gas y bencina. Esta medida apunta a compensar el daño que sufren las comunas por la disminución de ingresos por concepto de turismo.

    El cabildo también acordó pedir más especialistas y mejorar el equipamiento del Hospital de Quintero, de modo que sea capaz de asistir a la población ante emergencias como las que han tenido lugar las últimas dos semanas.

    Los vecinos solicitan asimismo “detener las 500 hectáreas destinadas a la industrialización de la zona, las que hasta el año 2006 iban a ser utilizadas en potenciar áreas verdes”; la elaboración de una ley especial para Quintero y Puchuncaví, con participación de la sociedad civil; homologación de la normativa ambiental según los parámetros de la OMS y el cierre inmediato de las centrales termoeléctricas a carbón.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...