• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En febrero del año 2017, la Comisión de Evaluación Ambiental de Valparaíso aprobó por unanimidad la construcción de la termoeléctrica Los Rulos en la comuna de Limache (región de Valparaíso), central de ciclo combinado de la empresa IC Power, operada con gas natural para la generación de energía eléctrica.

    Si bien la iniciativa ha generado desde un principio el rechazo de la comunidad, hoy ha sido el alcalde de Limache, Daniel Morales, quien ha manifestado sus dudas acerca de la iniciativa, dado el actual escenario de contaminación que viven las comunas de Quintero y Puchuncaví, distantes a poco más de 50 kilómetros.

    “La situación de emergencia que vive la región debería tener una reacción distinta y la reacción que vamos a solicitar al Ejecutivo, y también a la autoridad medioambiental, es que se suspenda la tramitación de los proyectos que tienen afectación medioambiental directa”, planteó el edil, según consigna Emol.

    No solo Los Rulos se tramita para la zona, también la línea de transmisión Cardones Polpaico, la más grande de Chile, con una extensión de 753 kilómetros, que unirá la región de Atacama con la  Metropolitana, pasando por 20 comunas.

    La línea Cardones-Polpaico, se subdivide en tres tramos: Nueva Línea Cardones – Maitencillo, Nueva Línea Maitencillo – Pan de Azúcar y Nueva Línea Pan de Azúcar – Polpaico. Actualmente se encuentra en las etapas finales para concluir su construcción y se estima la entrada en operación para diciembre de 2018, según apunta el sitio web de Interchile S.A., empresa a cargo del proyecto.

    “Tenemos temor y la legítima duda en torno a cómo se han aprobado estos proyectos y cómo se piensan ejecutar. Por lo tanto, como no queremos ser un nuevo Quintero y Puchuncaví, creemos que la medida más razonable es justamente suspender su la tramitación”, ha señalado el alcalde limachino, quien además es independiente, pero pro Gobierno.

    Incluso un diputado oficialista, Pablo Kast (Evópoli), aseguró que “no son buenos proyectos para la zona y nos hemos opuesto desde un principio. Creemos que la zona ya tiene un nivel de impacto medioambiental importante, por parte de otros proyectos muy grandes y estos dos proyectos nuevos, solamente van a incrementar estos daños”. 

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...