• El Ciudadano | Edición Internacional
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una diversidad de mamíferos, reptiles, peces, hasta un ejemplar de dinosaurio semiarticulado con una buena parte de su esqueleto intacto, fueron algunos de los hallazgos de una expedición paleontológica organizada por el Instituto Antártico Chileno -INACH-, cuyo objetivo era encontrar rastros que corroboren la conexión entre la Antártica y Sudamérica.

    La investigación se realizó entre el 26 de febrero y el 4 de marzo, en el sector del cerro Guido y valle las Chinas, a 340 kilómetros al noroeste de Punta Arenas. Al respecto, el doctor Marcelo Leppe, paleobiólogo y director del organismo, declaró a Publimetro que “una de las razones que nos llevan a estudiar esta zona, es que se trata de un corredor o aduana temporal de varios millones de años entre Sudamérica y Antártica. Además, por los tipos de ambientes que posee, se preservaron manifestaciones de vida tan diversas como macrofósiles de planta hasta microfósiles de animales, pasando por un amplio rango de invertebrados, plantas, hojas y madera”.

    El experto explicó que otro aspecto clave es que el cerro Guido posee una alternancia entre ambientes marinos y continentales. De hecho, añadió el investigador, en estos últimos se encontraron cerca de seis tipos de floras distintas, de fácil identificación y que corresponderían a un momento de la historia natural con diversas singularidades, tanto en sus precipitaciones como en su temperatura.

    “En cuanto al estrato animal, se ha descubierto una gran diversidad de réptiles de mar, dinosaurios en tierra, como también variadas formas de mamíferos, en una interacción global entre especies que todavía se busca entender de mejor manera y que debe ser objeto de estudio para las próximas temporadas”, agregó.

    En lo específico, la expedición paleontológica encontró, entre los mamíferos, tres morfotipos correspondientes al Cretácico, período de hace 145 a 65 millones de años. Además, se halló una variedad de otras especies, como posibles lagartos, peces y réptiles marinos, pero el hallazgo más relevante sería otro.

    “Lo más interesante es que se trata de un ejemplar de dinosaurio semiarticulado que preserva buena parte del esqueleto; aún no se puede revelar qué tipo es, pero que sería el primer hallazgo de un dinosaurio de este tipo para Magallanes, siendo uno de los más australes y una nueva especie para Chile”, detalló Sergio Soto, paleontólogo de la Universidad de Chile, al mismo diario.

    (Foto portada: Publimetro)

    Loading...