La Iniciativa de Paridad de Género (IPG), a la que adhieren más de 100 empresas, realizó un estudio para mostrar cifras referidas a la participación laboral femenina, brecha salarial y presencia en altos cargos, comparadas con datos de la Encuesta Longitudinal de Empresas (ELE) y el Programa para la Evaluación Internacional de Competencias de Adultos (PIACC) de la OCDE.

Según las cifras exhibidas por el estudio, participación laboral de las mujeres es más importante en el sector de servicios (terciario), seguido por el secundario (industria) y finalmente el primario (extracción de materia prima). Esto también se refleja en la brecha salarial que, en el caso de los altos cargos, asciende en las empresas tanto del sector primario como industrial, pero que muestra una brecha a favor cuando se trata del sector terciario de la economía.

El informe presentó una dura realidad sobre la desigualdad de género en temas laborales, ya que se concluyó que las mujeres ganan aproximadamente un 20% menos que los hombres. En palabras de Alejandra Sepúlveda, Secretaria Ejecutiva de IPG Chile, “una mujer debe trabajar cinco días para ganar lo que un hombre recibe en cuatro”.

Aún así, la representante de IPG señaló que “la buena noticia es que las empresas se están ocupando de este tema. Hay más de un 80% de las empresas IPG que cuentan con políticas de género y hoy día el desafío es cómo las transversalizamos”.

En tanto, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascal, destacó la labor del gobierno en la promoción de la participación de la mujer en el mundo de la economía, así como la generación de espacios de autonomía económica por medio de este tipo de iniciativas.

Pascual agregó que también buscan promover “que hombres y mujeres deben tener por responsabilidad el cuidado de los hijos e hijas y las tareas del hogar porque, o si no, no se deja la carga cultural que ha sido que la casa sea exclusivamente para las mujeres”.

Finalmente, la ministra del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss, anunció que “se ha aprobado en la comisión de trabajo del senado una moción parlamentaria que busca fortalecer y mejorar el principio de igualdad de remuneraciones al interior de las empresas, disminuyendo las brechas salariales”.

En cuanto a las políticas de género formales, un 82% de las empresas adheridas a IPG declaró contar con ellas. Los números revelan que para el caso de las trabajadoras la mayoría se enfoca en la flexibilidad laboral y en beneficios como la reincorporación paulatina después del postnatal y el pago de la diferencia entre el salario y el tope imponible.

Además, se destaca el uso, en todos los sectores estudiados, del postnatal de 5 días, que alcanzó un 85%. Su contraparte fue el escaso uso del permiso postnatal parental que en lo sectores primario y terciario no superó el 1%.

Otro indicador que se discutió fue sobre los procesos de promociones a cargos de alta dirección en que, nuevamente, quedó de manifiesto las diferencias desfavorables para las mujeres. En general, se estableció que aquellas que acceden a mejores cargos lo hacen, en su mayoría, vía concursos, mientras que en el caso de los hombres el ascenso por nombramiento es mucho más común.

Fuente: Sindical.cl

Loading...
No Hay Más Artículos