• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El estudio “Metales y perfil epidemiológico”, realizado por la Pontificia Universidad Católica (PUC), determinó que en la ciudad de Antofagasta existen 117 casos de personas con altos niveles de arsénico en su cuerpo, por lo que entrarán al sistema de vigilancia de la secretaría regional ministerial de Salud.

    En la investigación, que duró 12 meses, participaron 40 profesionales para analizar las muestras de sangre y orina pertenecientes a 1.400 voluntarios. Pese a los altos niveles de arsénico, distribuidos de manera homogénea en la ciudad, cuatro metales pesados –cadmio, plomo, cromo y mercurio– se ubicaron bajo los niveles de referencia.

    “Ahora tenemos información clara sabemos lo que hay que hacer. A partir de esto es necesario generar programas para recoger información de manera sistemática, para elaborar políticas públicas”, afirmó Lila Vergara, seremi de Salud durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet, a El Mercurio de Antofagasta.

    Para Alex Arroyo, dermatólogo y director del Hospital Clínico de la Universidad de Antofagasta, “esta investigación hay que tomarla como base para más estudios, como saber por qué algunas personas concentran más arsénico y qué tipos de sales de arsénico son”. El investigador también explicó que el arsénico inorgánico, sobre el nivel de referencia según el estudio, es el estado más tóxico del elemento.

    Por otra parte, Ricardo Baeza, director del Centro Oncológico del Norte, sostuvo que se debe analizar el polvo en suspensión y el agua para conocer el novel de presencia de arsénico, uno de los elementos que inciden en el cáncer de pulmón y vejiga, con alta prevalencia en la región de Antofagasta.

    “Los cáncer de vejiga y pulmón, tal como lo demostró está investigación, no están concentrados en la periferia del puerto, sino en toda la ciudad. Entonces, el plan de monitoreo tiene que ser extendido a toda la comuna, aunque los niveles de arsénico que se encontraron no son tan altos como los que había en forma histórica”, advirtió.

    Desde el Colegio Médico pidieron mejoras en los recintos asistenciales, de modo que estén preparados para abordar los casos de contaminación que afectan a la salud de la población.

    “El Hospital de Antofagasta debe constituir un policlínico medioambiental para adultos, de la misma forma que existe hoy el policlínico medioambiental para los niños. Del mismo modo, debe continuarse con la limpieza de las zonas”, indicó a radio Bío Bío.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...