• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Hace dos semanas que Julio Contreras Baratella dejó de ser el director regional del Instituto de Previsión Social (IPS) en La Araucanía. El miércoles 24 de octubre recibió la noticia: se le pedía la renuncia inmediata, pese a su buena evaluación a cargo de una función correspondiente a la Alta Dirección Pública. A partir de ese antecedente, más una fotografía que lo muestra en una conmemoración del 11 de septiembre, el sicólogo sostiene que su despido tuvo “motivaciones políticas”.

    “El despido es por motivaciones políticas, por participar en una romería del 11 de septiembre. No hay ninguna causa técnica laboral que lo justifique”, subraya en conversación con El Ciudadano.

    Julio Contreras

    Contreras es militante del Partido Comunista y entró a la dirección del IPS de la Araucanía en julio de 2016. Lo hizo con un contrato por tres años, por lo que recibió con sorpresa su despido. “No me dan razones. Simplemente, dicen que desde las altas autoridades están pidiendo mi cargo. Yo pregunto si es a nivel de todos los directores nacionales, pero me dicen que solamente a mí”, recuerda.

    “Al otro día me llega el correo electrónico con la resolución pidiéndome la renuncia. Entonces, hablo con el Seremi de mi cartera (Patricio Sáenz), que es como el jefe de gabinete, y le pregunto si él tiene antecedentes de algo. Él me dice que no sabe nada, que iba a averiguar”, agrega el ex director del IPS.

    Mientras tanto, Julio Contreras acudió a las sucursales del IPS en la región con el fin de despedirse de los trabajadores. Estando en el recinto ubicado en la comuna de Victoria, descubre que los funcionarios ya estaban enterados de su destitución, “producto de que una funcionaria andaba diciendo que ella había adquirido unas fotos en las que yo aparecía en la romería del 11 de septiembre post horario laboral, que esa foto la había enviado al Seremi del Trabajo y, seguramente, de ahí partió a Santiago la situación y desde allá pidieron la dimisión producto de ese hecho”, relata.

    Una funcionaria

    Julio Contreras sabe quién difundió la fotografía. Está seguro que fue una funcionaria, pero prefiere reservar su nombre hasta el inicio de acciones judiciales. “Hay testigos de que ella andaba con la foto y se las mostraba a los funcionarios diciendo que ella iba a ascender de cargo. Es como una especie de delación compensada”, sostiene el ex director del IPS Araucanía.

    “La novena región (Araucanía) es bastante conservadora. A lo mejor, molestaba esto de que un comunista estuviera a cargo de una dirección de servicio y tal vez de ahí partió todo, en el sentido de buscar algún detalle o hecho que fuera, ya no laboral porque no había causal, para presionar políticamente a nivel central en Santiago”, añade el sicólogo.

    Esas hipótesis cobraron más fuerza en Julio a partir de dos informes relativos a su desempeño como director del IPS en La Araucanía, documentos que dan cuenta de un 100% de cumplimiento de las metas de gestión y objetivos trazados para su función.

    Evolución del cumplimiento de indicadores de la Dirección regional del IPS Araucanía en los períodos julio 2016 – junio 2017 (izq.) y julio 2017 – junio 2018.

    Al respecto, Contreras Baratella comenta que “el documento que me enviaron dice que es por pérdida de confianza, siendo que dos semanas antes me enviaron la evaluación anual y había cumplido el 100% por segundo año consecutivo. Nosotros en la Alta Dirección Pública tenemos contrato por tres años, cada año se nos evalúan metas y en los dos años anteriores no hubo ningún problema”.

    Desconfianza

    En abril pasado, a un mes de iniciado el segundo gobierno de Sebastián Piñera, Contreras se reunió con Alejandro Weber, director del Servicio Civil. Este organismo tiene a su cargo el Sistema de Alta Dirección Pública, el que a su vez tiene como objetivo dotar a las instituciones del Estado de directivos, mediante concursos públicos, “con probada capacidad de gestión y liderazgo para ejecutar de forma eficaz y eficiente las políticas públicas definidas por la autoridad”, según define el sitio web institucional.

    “Le habíamos explicado que producto de la llegada de la nueva administración habían algunos roces o desconfianzas. Él (Weber) planteó que iba a conversar con las autoridades y que estuviéramos tranquilos, porque se iba respetar todo el desarrollo de los contratos de a Alta Dirección Pública y no iba a ver ningún hostigamiento político”, afirma el sicólogo comunista.

    Imagen de referencia

    De ahí que la decisión sobre su despido lo sorprendiera todavía más, “porque estaba esa palabra empeñada en torno a que Alta Dirección Pública no iba a ser hostigada por temas políticos y menos por una conmemoración en la que el mismo presidente Piñera hizo una misa en torno al 11 de septiembre”.

    Además de su situación laboral, el ex directivo del IPS lamenta el clima generado luego de su despido. “Esta situación deja a la novena región en un ambiente horrible, porque todos los funcionarios saben de las fotos, porque se corrió la bola desde la misma sucursal. Todos saben que ahora andan tomando fotos en los horarios libres de las personas y que producto de eso uno puede delatar a alguien y hacer que lo echen o uno promoverse a otro grado delatando a personas”, asevera.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...