• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El ex general director de Carabineros, Bruno Villalobos, declaró como imputado ante el ministro Mario Carroza, quien investiga su posible participación en la muerte del dirigente estudiantil Patricio Manzano, ocurrida en febrero de 1985.

    La ex autoridad policial se presentó el pasado 1 de octubre ante el juez. Según consigna Emol, Villalobos anteriormente se había presentado como testigo en la causa de Derechos Humanos. Esta vez, el ex uniformado insistió en su inocencia y negó su participación en el arresto del joven, que había ido a Los Andes a realizar trabajos voluntarios junto a otros jóvenes.

    El caso es recordado por ser parte de un grupo de 173 universitarios que fueron detenidos por funcionarios de Fuerzas Especiales de Carabineros, cuando se encontraban realizando trabajos voluntarios de reconstrucción en Los Andes por los daños del terremoto de 1985.

    De acuerdo a los antecedentes del caso, Manzano, de 21 años, habría sido apartado del grupo por carabineros, siendo golpeado, lo que derivó en su muerte producto de un paro cardiorespiratorio.

    Sobre el procedimiento policial que implicó las detenciones realizadas, a Villalobos se lo situó en el lugar, pero éste asegura que no fue testigo de la golpiza ni tampoco recuerda al malogrado joven: “Indico que del procedimiento en sí, recuerdo que cuando subieron los detenidos al bus para ser trasladados a la unidad de Los Andes, no existió ningún tipo de problemas o golpes a los jóvenes, fue un procedimiento bastante pacífico”, declaró el ex carabinero, que era parte del contingente policial en la zona.

    Villalobos agregó que una vez que los estudiantes bajaron del bus e ingresaron al cuartel, él junto a otros funcionarios “nos quedamos en el bus, al pasar el día y debido al calor, bajamos, quedando a un costado a la espera del término del procedimiento para trasladar a los jóvenes a Santiago”.

    Finalmente, de acuerdo a su relato, Villalobos dijo haber fotografiado a parte de su sección -imagen entregada en la carpeta de la investigación-, fuera de la unidad. Acerca de una segunda fotografía dentro de la comisaría, donde aparecen los jóvenes detenidos, señaló que él no capturó dicha imagen y sostuvo que esperó fuera de la Unidad de Los Andes, hasta que recibió la orden de trasladar a los detenidos a la 1° Comisaría de Santiago. “Eso es lo que recuerdo yo”, concluyó el ex jefe policial.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...