• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Este martes comenzó el proceso de extradición desde Argentina a Chile del dirigente mapuche Francisco Facundo Jones Huala, quien está acusado por la justicia chilena de participar en un incendio que afectó al Fundo Pisu Pisué, en la región de Los Ríos.

    Según consiga Clarín, Jones Huala fue trasladado en helicóptero desde el penal N°4 de Esquel​ hacia Mendoza. Luego partiría en avión hacia Santiago, donde pasaría la noche en un espacio de seguridad de instalaciones de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI), para ser trasladado el miércoles a Valdivia.

    Recordemos que hace unas semanas, la Corte Suprema argentina confirmó su extradición, para ser juzgado por los delitos de incendio en lugar habitado y tenencia ilegal de arma de fuego de fabricación artesanal.

    El caso

    Facundo Jones Huala fue detenido el 27 de junio de 2017 al pasar con su auto por un control de la Gendarmería Nacional Argentina, esto, por un pedido de extradición de Chile cuando fue apresado por primera vez. Dos años antes de la detención del 2017, el juez federal de Esquel, Guido Otranto, consideró irregular la primera detención, por lo que se encontraba en libertad.

    El pedido de extradición por parte de Chile se debe a que Huala habría participado, en 2013, en el asalto de una casa en el sector de Río Bueno, atacando a cinco hombres y amenazado a mujeres y niños, e incendiando posteriormente la vivienda.

    El caso llegó a juicio, pero el Ministerio Público no pudo demostrar su participación. Aun así, se mantiene la solicitud de extraditación, y Sergio Fuentes Paredes, el fiscal del caso, ha dicho que pedirá 12 años de prisión para el líder mapuche. En ese sentido, varias comunidades mapuches y organizaciones de derechos humanos han señalado que este proceso contra Jones Huala es “ilegal, arbitraria y abusiva”.

    Soraya Maicoño, vocera del Pu Lof en Resistencia de Cushamen de Chubut, comunidad de la que Huala es Lonko, afirmó: “A él se le detiene diciendo que había un periodo de captura, cuando en realidad ese periodo de captura había caducado en el 2016, cuando se llevó adelante el primer juicio de extradición, entonces, al decir de ellos, nunca había bajado del sistema. Y después la situación de que juzgan a una persona por una misma causa. Tuve la posibilidad de hablar esto con el presidente de la Corte Suprema de Chile, y hasta él se hacía el sorprendido del cómo podía pasar una cosa así, sin embargo, está pasando”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...