• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Los familiares y los integrantes de la red de apoyo al machi Celestino Córdova denunciaron a través de un comunicado público una brutal represión de funcionarios de Gendarmería de la cárcel de Temuco, en momentos en el que el machi, junto a los hermanos Pablo y Benito Trangol y varias personas más, se encontraban realizando la celebración del We Tripantu en el gimnasio del recinto penitenciario.

    “Hoy (lunes) dentro del transcurso de nuestra ceremonia y en la cual el machi Celestino se encontraba realizando la rogativa junto a los hermanos Pablo y Benito Trangol, además de los 4 huelguistas de Santiago, fuimos fuertemente agredidos por Gendarmería, los cuales dispararon balines de goma a quienes se encontraban dentro del recinto del gimnasio de la cárcel de Temuco”, parte señalando la declaración.

    “Además de arrojar químicos a los rostros y principalmente a los ojos de quienes se encontraban protegiendo al machi para que este pudiera dar término a la rogativa, lo tomaron de forma violenta sin importar su condición física y se lo llevaron del espacio en el cual nos encontrábamos, y a quienes se encontraban acompañándolo los desalojaron con golpes, sacándolos así de la cárcel de Temuco”, añade el texto.

    “En este momento no sabemos cuál es la condición en la que se encuentra el machi Celestino, ni los hermanos Pablo y Benito Trangol, debido a que no nos permitieron como vocería tener ningún tipo de comunicación con ellos”, denunciaron los familiares y amigos de los detenidos, acusando que tampoco se permitió el ingreso a organismos de derechos humanos, como el INDH y la Comisión Ética Contra la Tortura, quienes llegaron a las afueras de la cárcel para exigir ver las condiciones en las que se encuentran todos después de esta violenta agresión.

    “Informamos además que se les ha quitado el derecho a tener una vocería, prohibiéndoles a sus voceros el ingreso a la cárcel y por ende, prohibiendo la comunicación con el machi, siendo un hecho grave no permitir expresar su mensaje a través de su vocería a nuestro Pueblo Nación Mapuche”, puntualizaron.

    Por ello, agrega la declaración, la red de apoyo denuncia a la opinión pública “la violencia ejercida dentro del penal por parte de Gendarmería, a personas civiles que se encontraban en la ceremonia, siendo tan violenta esta acción que dejo más de 20 heridos, entre los cuales hay gente con fracturas, intoxicaciones, golpes en sus rostros y heridas de balines. Todo esto siendo revisado por médicos que se acercaron ante tal grave hecho de violencia”.

    Finalmente, los denunciantes hacen responsable de esta irracional represión al director regional de Gendarmería, Leonardo Barrientos, advirtiendo al mismo tiempo sobre el complicado estado de salud física y espiritual de Celestino Córdova.

    “Queremos dejar en claro que la vida del machi está en juego y que después de varios días con mareos, ya ha tenido varios episodios de desmayo, múltiples dolores articulares, de riñones, pulmones, corazón, y no sabemos cómo quedó luego de respirar los químicos y bombas lacrimógenas que lanzaron”, concluye el comunicado.

    Recordemos que el machi Celestino Córdova está llevando a cabo su segunda huelga de hambre, donde ya lleva 40 días sin ingerir alimento. Previamente, había estado 102 días en ayuno, en exigencia de que se le permita, basado en los acuerdos internacionales suscritos por el Estado de Chile, salir a renovar su sitio espiritual (rewe) por 48 horas.

    En tanto, desde Gendarmería informaron mediante un comunicado que el desalojo se ordenó por la negativa de los comuneros para abandonar la cárcel, y aseguraron que 18 funcionarios resultaron con lesiones de diversa consideración. Según consignó radio Bío Bío, el dirigente de la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios (Anfup), Benito Saravia, dijo que esperan “querellas criminales” contra los responsables.

    “Esperamos acciones legales contra las personas que se logre acreditar que agredieron a los funcionarios en este procedimiento. Como asociación, el personal de Gendarmería de la unidad de Temuco ha sido bastante respetuoso con los pueblos originarios, pero lamentablemente este tipo de situaciones que ocurren generan distanciamiento, porque no se cumplieron los acuerdos previos que habían”, declaró Saravia.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...