• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La República de Chile debe implementar políticas y leyes en las que se obligue a las altas jerarquías de la Iglesia a denunciar formalmente los casos de abusos sexuales que tengan conocimiento, con el objetivo de aplicar las sanciones penales que correspondan y acabar con la impunidad.

    “Hasta ahora las denuncias se hacen a una congregación, se hacen a la jerarquía y la jerarquía -comprobado está- no denuncia a los tribunales, no denuncia a la fiscalía. Hay impunidad, lo que hoy en día sucede en la iglesia católica es un sismo de primer grado”, así lo lamentó el Senador por la Región del Bio Bio, Alejandro Navarro.

    Recordó que existen más de 80 sacerdotes que han sido denunciados en los últimos quince años por abusos sexuales, por lo que enfatizó que la Constitución del año 1925, establece la separación de la Iglesia con el Estado, sin embargo, “en ninguna parte se establece que cuando haya un delito flagrante de abuso sexual, de violación, de pedofilia, actúe el código canónico”.

    Basta de impunidad

    Durante una sesión realizada en el Senado, consideró que estos casos no pueden continuar con impunidad, “no basta que una delegación del Vaticano venga a suspender la acción de algunos obispos. Allí tiene que operar la justicia, los tribunales de justicia y esto tiene que ser investigado por la fiscalía nacional, por el Ministerio Público”.

    En este sentido, solicitó al Fiscal Nacional permitir el acceso a todos los antecedentes respecto a las denuncias de este tipo de delitos que hayan sido cometidos por religiosos, “y saber exactamente cómo está actuando la fiscalía nacional cuando públicamente se conocen estos hechos y de manera preventiva, porque hasta ahora se ha actuado con impunidad”.

    “Tal pareciera que no hubiera obligación legal de que la jerarquía de la iglesia denuncie estos delitos ante la justicia. Los pedófilos sin sotanas van a la cárcel, los pedófilos con sotanas van a un monasterio a hacer reflexión. Eso es injusto e ilegal”, sentenció el integrante de la Comisión de Derechos Humanos.

    Autoridades eclesiásticas deben denunciar

    A través de su cuenta oficial en la red social Twitter, recordó que hace ocho años entregó un proyecto de ley para que las acusaciones contra los curas pasen a ser procesadas por tribunales civiles.

    “Que el Papa Francisco expulse a Francisco Javier Errázuriz del consejo personal por casos de abusos sexuales y encubrir, nos da la razón: en el 2010 personalmente entregué al cardenal mi proyecto de ley que obliga a autoridades eclesiásticas a denunciar; él pidió secreto sumario y lo guardó”, repudió.

    Alejandro Navarro: Senado chileno debe supervisar adquisición de armas para evitar actos de corrupción

    Alarma ambiental: Interponen recurso para impedir descarga de desechos tóxicos en Copiulemu

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...