• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Este sábado, el gobierno, a través del ministro de Hacienda, Felipe Larraín, entregó el proyecto de Ley de Presupuesto 2019 a la presidenta de la Cámara de Diputados, Maya Férnandez, con el fin de que la iniciativa comience su tramitación en el Congreso.

    Recordemos que, esta semana, La Moneda informó que su propuesta es que el erario nacional del próximo año ascienda a US$73.470 millones, lo que significa un aumento del 3,2% respecto al 2018. De ser así, representaría la cifra más baja desde el 2011, sumado a que estaría por debajo del crecimiento proyectado para el próximo año.

    Así, el ministro de Hacienda llegó, junto al director de Presupuestos, Rodrigo Cerda, al edificio del Congreso Nacional en Santiago para hacer entrega del texto a la presidenta de la Cámara de Diputados, Maya Fernández (PS), un día antes del plazo para hacerlo.

    “Cumpliendo una tradición republicana, hemos venido con el director de Presupuestos a entregar a la presidenta de la Cámara de Diputados el proyecto de ley de Presupuesto 2019, incluyendo el mensaje, el articulado y todas las partidas”, destacó Larraín.

    “Esperamos tener una muy buena discusión del presupuesto como corresponde y hacemos un llamado a la disposición para conversar, que la tenemos nosotros como Gobierno”, agregó el ministro, quien recordó que según la “tradición” el presupuesto tiene que estar despachado a fines del mes de noviembre.

    “Es una de las leyes más importantes que se aprueban en el año porque permite el funcionamiento del sector público completo”, declaró el ministro de Hacienda a Emol.

    En ese sentido, el secretario de Estado recordó la discusión de la Ley de Presupuesto en noviembre del 2011, cuando esta se extendió por “29 horas ininterrumpidas. Partimos a las 11 de la mañana del día jueves y terminamos a las cuatro de la tardee del día viernes. La sesión solo se interrumpió para ir a comer”. “Yo espero no repetir eso. Esas fueron 29 horas de amor que fue un poquito fuerte”, concluyó.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...