• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Vía Radio Universidad de Chile / La hija del ex presidente Eduardo Frei Montalva, Carmen Frei, denunció que tanto familiares como abogados han recibido amenazas por parte de personal del Ejército, con el objetivo de amedrentar, silenciar y, por ende, dejar impune el asesinato del ex mandatario.

    Las declaraciones de la ex senadora fueron realizadas después de comparecer en calidad de testigo ante el ministro en visita, Alejandro Madrid, quien investiga el caso de la muerte del ex gobernante en la Clínica San María, el 22 de enero de 1982.

    Precisamente, durante este jueves, se desarrolló la primera de las ocho jornadas del plenario, donde se entregan los antecedentes probatorios, previo a la sentencia, y en la que se busca esclarecer si Eduardo Frei Montalva fue víctima de homicidio simple o calificado.

    En ese sentido, Carmen Frei indicó que considera factible la existencia de más responsables aparte de las seis personas acusadas en la actualidad, por lo que emplazó al Ejercito a entregar toda la información que tiene sobre otros implicados en el asesinato de su padre.

    “Sin duda que ellos tienen información, nunca han contestado, siempre han dicho que no hay antecedentes, y el juez en sus indagaciones ha comprobado que sí tienen antecedentes. Nunca han querido colaborar. Y abogados de mi parte, recibieron amenazas directamente de personal del Ejército. Ha sido un proceso muy difícil para mi familia”, afirmó la hija del asesinado ex mandatario.

    Asimismo, la ex senadora enfatizó que fue doloroso enterarse que en la trama del crimen había personas de confianza de su padre involucrados. Es el caso del chófer personal de Frei Montalva, Luis Becerra, reclutado como informante por la CNI, y Patricio Silva Garín, ex subsecretario de Salud durante su gobierno, pero que en 1982 se desempeñaba como director del Hospital Militar.

    En la audiencia declaratoria también estuvo presente el prefecto retirado de la Policía de Investigaciones (PDI), Nelson Jofré, quien por siete años investigó los hechos, y que en el estrado acusó que recibió “presiones y tormento sicológico” del entonces director de la institución, Arturo Herrera, designado director general entre 2003 y 2009, y quien se opuso a indagar el caso.

    “Lo que me pide cuando asume como director me pareció impresentable, poco ético, ya que me conmina a salirme del caso, yo te necesito acá me dice, y me ofreció dos cargos. Todo el tormento que padecí durante esos siete años que él estuvo al mando de la institución (…) por eso lo ratifico, Arturo Herrera Verdugo es responsable de la obstrucción de la investigación judicial por la muerte del ex Presidente Eduardo Frei Montalva”, argumentó Jofré.

    El ex prefecto además fue categórico en señalar que según sus pericias, el ex mandatario no fue envenenado con elementos químicos como gas sarín o ántrax, sino que se le suministró diariamente, durante su hospitalización, una sustancia conocida como “TFactor”, donde uno de sus componentes produce un daño inmunológico grave, y que según Jofré, fue aplicado intencionalmente por varios días, hasta causar la muerte de Frei Montalva.

    En tanto, el abogado querellante en la causa, Luciano Foulliaux, explicó el por qué no se siguió una acción paralela por obstrucción a la justicia por parte del entonces director de la PDI, Arturo Herrera, o del propio Ejército.

    “La obstrucción a la Justicia es un elemento que ha sido constantemente puesto en conocimiento del magistrado y las autoridades pertinentes, cada vez que esto ha sucedido, sin embargo, hemos privilegiado llevar adelante el objetivo final que es el esclarecimiento de los hechos y a veces estas cosas son parte del oficio que uno realiza”, subrayó el abogado.

    Así las cosas, el próximo jueves será el turno de declarar en el tribunal al ex presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle, hijo del fallecido mandatario.

    Recordemos que en este caso, se encuentran acusados en calidad de autores del delito de homicidio, el médico Patricio Silva Garín; el chofer de la familia Frei e informante de la CNI, Luis Becerra; y el ex agente de la DINA Raúl Lillo.

    Mientras, en calidad de cómplice, se encuentra el médico Pedro Valdivia, y como encubridores los patólogos Helmar Rosenberg y Sergio González.

    Fuente: Radio Universidad de Chile

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...