• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Este viernes, la organización ecologista Greenpeace llegó hasta la Superintendencia del Medio Ambiente para denunciar las infracciones ambientales cometidas por la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) e YPF, y pidió que se inicie un procedimiento sancionatorio a los responsables del derrame de petróleo producido en Tierra del Fuego esta semana.

    “Los reportes indican que se derramaron unos 720.000 litros de petróleo, el equivalente a 21 camiones cisterna, de 15 metros, llenos de petróleo. Vinimos a establecer una denuncia para que el superintendente, Cristián Franz, pueda dar una respuesta y aplicar las sanciones correspondientes a los responsables de este desastre ambiental que podría amenazar gravemente a la biodiversidad de la zona”, declaró Estefanía González, coordinadora de campañas de Greenpeace en Chile.

    La activista aseguró que la emergencia “constituye el derrame de mayor magnitud a nivel nacional superando el derrame de San Vicente el año 2007 con 500.000 litros”, y recordó en ese sentido que un ecosistema puede tardar hasta un siglo entero en recuperarse de una contaminación de este tipo.

    “No podemos permitir que la Patagonia se transforme paulatinamente en una nueva zona de sacrificio de Chile, tenemos una responsabilidad a nivel país por proteger una región y una zona de valor inconmensurable a nivel nacional e internacional”, puntualizó González.

    “El petróleo tiene contaminantes altamente tóxicos, que pueden afectar los sistemas de reproducción y alimentación de las especies a largo plazo. Los animales son altamente vulnerables al petróleo pues, a las aves se les impregnan en sus plumas afectando el aislamiento del frío que tienen de manera natural. En el caso que la contaminación llegue al mar, a los mamíferos marinos se les pueden obstruir las vías respiratorias, además de las especies que al alimentarse en esta zona pueden resultar intoxicadas”, añadió la coordinadora de Greenpeace.

    En esa línea, Estefanía González recordó que justamente, la semana pasada, el más prestigioso grupo científico en materia de cambio climático, el IPCC, demostró que para evitar impactos irreversibles en el planeta, la extracción de combustibles fósiles debe reducirse drásticamente en la próxima década, por lo que el consumo de petróleo debe disminuir casi un 40% para 2030.

    “Continuar apostando a los fósiles implica vulnerar el derecho de las personas a un ambiente sano, no sólo por los impactos del cambio climático, sino por los derrames que afectan a la biodiversidad circundante. Este derrame evidencia el verdadero rostro de la industria petrolera: uno de contaminación e impactos ambientales irreversibles”, finalizaron desde Greenpeace.

    La emergencia se produjo en el sector industrial de Cullen, comuna de Primavera, Tierra del Fuego, causado por una fuga desde una planta de la empresa argentina YPF. Hasta el momento, se calcula un vertimiento de 720.000 litros de hidrocarburos a un río local.

    Tras conocerse el derrame, en la Onemi en Punta Arenas se realizó un Comité Operativo de Emergencia (COE) Regional encabezado por el intendente (S) y las seremis de Gobierno, Energía, Minería, Medio Ambiente, Salud y de Obras Públicas, además de Bomberos, Carabineros, PDI, Ejército, Fuerza Aérea, Armada y personal del Ministerio de Justicia.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...