• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Vía Resumen / Este lunes, los trabajadores organizados en el sindicato de Isapre Nueva Masvida efectuaron una jornada de movilización en la ciudad de Concepción, ocasión en la que denunciaron la intransigencia de la empresa durante el último proceso de negociación colectiva, donde tras sostener conversaciones por más de cincuenta días, finalmente se concretó la huelga legal de los funcionarios de dicha aseguradora de salud.

    El presidente del sindicato de la Isapre, Álvaro Michea, comentó que “luego de la mesa negociadora, que contó con la intervención de la Inspección del Trabajo, no llegamos a un acuerdo, básicamente porque la empresa no hace ningún esfuerzo. Pedimos un reajuste salarial mínimo, del 5%, y además, que los trabajadores que tengan una renta demasiado baja, reciban un aumento. La disparidad salarial aquí en la Isapre es muy grande, tenemos administrativos con sueldos de $300.000, cuando la empresa durante el 2017 tuvo utilidades de más de 8 mil millones de pesos.”

    El dirigente sindical explicó que en lo que va del año, las ganancias de Nueva Masvida ascienden a 5 mil millones de pesos, situación que no se condice con la realidad salarial de sus funcionarios: “Todas las utilidades que tiene esta empresa son gracias al esfuerzo de sus trabajadores. Independiente de la administración, ellos generan esas ganancias”.

    Consultado por la respuesta negativa de la empresa, en cuanto a sus demandas, el dirigente reiteró que la postura de la empresa es intransigente. “Sus argumentos no los validan con documentos, con información contable y financiera. A nosotros no nos han entregado toda la información y además, las propuestas de ellos no se acercan ni a la mitad de lo que pretendemos”.

    Sumado a los bajos sueldos, Michea agregó otra problemática, relacionada con los beneficios de los funcionarios: “Hubo una eliminación unilateral y antojadiza de los beneficios que teníamos con nuestro antiguo empleador y que la actual administración se comprometió a respetar y no ha sido así. Esta nueva administración compró la cartera de afiliados y le ofreció continuidad laboral, la que tampoco reconocen, lo que respetaron fueron nuestros años de servicio, pero eso queda para fines indemnizatorios”, señaló el dirigente sindical.

    En cuanto a las relaciones laborales, Michea detalla que éstas también se han visto mermadas en este último año: “Nos hemos visto muy perjudicados por la nueva administración. Ha habido malos tratos, prácticas antisindicales y amedrentamiento hacia ciertos departamentos”.

    Así, la marcha de este lunes en Concepción llegó hasta el frontis del edificio sede de la empresa, donde los trabajadores se manifestaron por varios minutos.

    En ese sentido, hay que recordar que el sindicato de Isapre Masvida también interpuso una denuncia en la Inspección del Trabajo por prácticas antisindicales hace un mes, debido a que estando en negociación, la empresa habría ofrecido “a todos los trabajadores de Chile una parrilla de beneficios y eso no lo puede hacer, además la mayoría de ellos eran demandas que a nosotros se nos negaron”.

    Fuente: Resumen

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...