• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Hasta el Juzgado de Garantía de Valparaíso llegaron representantes del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) para presentar una querella por el delito de violencias innecesarias con resultado de lesiones graves, contra los responsables de la brutal agresión policial recibida por una estudiante en la marcha por el Día Internacional de la Mujer en la ciudad puerto, el pasado 8 de marzo.

    Cerca de las 14.15 horas, Rosario Covarrubias, estudiante de Periodismo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, se encontraba cerca de la intersección de calle Pedro Montt con Freire, protestando de forma pacífica “en contra de los agentes represores del Estado, Carabineros de Chile”, según describió en su cuenta de Facebook. En ese momento, recibió el impacto directo del chorro del carro lanza agua.

    En el relato subido por la universitaria a la red social, asegura que en ese minuto “no habían desmanes, no había fuego ni destrozos, no había causa alguna que sirviera de justificación para la represión que comenzó con el potente chorro del carro lanza-agua apuntado directamente a la primera fila de manifestantes”.

    El chorro del carro identificado como LA-047 golpeó su oído derecho y la arrojó al suelo con violencia, provocándole una contusión en el cráneo, un esguince en la muñeca y una fractura de rótula con compromiso articular, por lo que tuvo que ser trasladada a la Clínica Valparaíso.

    “Una violación de DDHH cometida por personal de Carabineros”

    A través de un comunicado, Fernando Martinez, jefe regional del INDH de la sede de Valparaiso, sostuvo que “por los antecedentes de público conocimiento, se aprecia la existencia de una conducta peligrosa que, de modo directo, hirió a una manifestante, generando un riesgo que supera el margen permitido del empleo de tales medios disuasivos o de uso de la fuerza que delimitan la actividad policial en este tipo de situaciones”.

    Momento en que Carabineros agrede a Rodrigo Avilés, el 21 de mayo de 2015.

    Para Martínez, el caso “tiene características similares a lo sucedido con Rodrigo Avilés en la propia ciudad de Valparaiso y cuya sentencia condenatoria conocimos hace pocos días”.

    El jefe de la Unidad Jurídica Judicial del INDH, Rodrigo Bustos, sostuvo que “estos hechos son de extrema gravedad pues no es un caso aislado y nuevamente estamos frente a una violación de derechos humanos cometida por personal de Carabineros en una manifestación social”.

    “Estamos además con el problema de que hay un incumplimiento de los protocolos institucionales que lamentablemente Carabineros insiste en mantener en reserva. Creemos que debe avanzarse en un marco normativo de carácter legal y en formación en derechos humanos de la policía para evitar que este tipo de hecho sigan ocurriendo”, añadió el abogado del INDH.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...