• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Finalmente, la Corte de Apelaciones de Valparaíso rechazó el recurso de protección presentado por Mayra Opazo y Constanza Monsalves, una pareja de mujeres con acuerdo de unión civil, que pedían ser reconocidas ambas como madres de una menor, hija de una de ellas.

    El recurso, visto por la quinta sala del tribunal de alzada, indica que “el acto impugnado por la recurrente no resulta ni arbitrario ni ilegal. No es arbitrario, pues la negativa del Registro Civil se funda en que no existe en nuestra legislación una forma que permita válidamente inscribir a dos mujeres como madres de un menor”.

    “Es cierto que las recurrentes, junto a su hija, forman una familia, la que si bien no se encuentra definida en nuestra legislación, puede estar constituida a través de la reunión de parejas hetero y homosexuales, siendo indistinto que se trate en este último caso de hombres y mujeres”, agrega el dictamen.

    Respecto de la inscripción con el apellido de ambas mujeres en el Registro civil de Viña del Mar, la Corte expresó que “las normas invocadas por el Servicio, garantizan los derechos y garantías que le competen a la menor, especialmente su derecho de identidad, debiendo recordarse, tal como se ha dicho, que ella lleva los apellidos de sus dos madres”.

    Loading...
    Loading...