• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El ex jefe de la Division Antisubersiva (DAS) de la Central Nacional de Informaciones (CNI), Álvaro Corbalán, envió un “saludo” desde Punta Peuco, con motivo de la conmemoración del golpe de Estado –“pronunciamiento militar” en sus palabras– del 11 de septiembre 1973, fecha que para el criminal de lesa humanidad significó una “victoria”.

    Álvaro Corbalán, Lucía Hiriart y Augusto Pinochet

    Según reveló La Tercera, el violador de derechos humanos considera que los uniformados que participaron en la fatídica jornada que terminó con el gobierno de la Unidad Popular “sacaron adelante un país que se recibió en la ruina moral, económica, política y social más grande de los que se tenga memoria”.

    A pesar de que el ex CNI ha recibido una serie de condenas por su responsabilidad en numerosos crímenes de la dictadura cívico militar que gobernó Chile entre 1973 y 1990, no muestra ni el mínimo arrepentimiento. Es más, Corbalán sostiene que no acepta “descalificaciones livianas” de aquellos que, a su juicio, estuvieron tras un escritorio mientras “oía silbar las balas de las armas terroristas a las que tuve la responsabilidad y la orden de combatir”.

    Por otro lado, manifestó su repudio al trabajo de la justicia en materia de procesamientos por los crímenes de la dictadura. Para él, los juicios “eternizan la venganza y el revanchismo, con la ficción de presuntos 38 mil torturados que sólo buscan prebendas económicas y sustentan sus denuncian en falsedades”.

    Además, rechaza declarar en tribunales, puesto que, según dice, llegó “a un hastío absoluto con la justicia, se me olvidó todo y lo que no… también. Fue lo mismo asumir o dejar establecido las cosas en que no tuve injerencia porque igualmente estaba elegido para ser culpable”.

    Corbalán con Patricia Maldonado (foto a la izquierda) y con Sergio Melnick (foto a la derecha)

    Es tal su falta de humanidad, que se considera objeto de “una venganza anacrónica e injusta”, cuyos autores olvidarían que “Pinochet evitó una guerra civil y dos guerras con nuestros vecinos y que gracias a la DINA y CNI se frustraron numerosos atentados de terrorismo”.

    El despiadado criminal también se refirió al actual momento político de Chile. “La situación actual del país es preocupante y tiene similitudes temerarias a lo vivido antes de 1973”, advierte, por lo que considera que el presidente Sebastián Piñera debiera gobernar a través de decretos administrativos. La oposición, dice Corbalán, solo “aportillará” en el Congreso las iniciativas del Ejecutivo.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...