• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Vía Radio Universidad de Chile / Una nueva jugada reñida con la ley del Presidente Sebastián Piñera es la que salió este martes a la luz. Según el libro “Piñera y los leones de Sanhattan”, del periodista Sergio Jara, en 2006 el empresario habría concretado una millonaria inversión a través de la compra de acciones de LAN, aprovechándose del conocimiento de información privilegiada.

    El texto señala que el lunes 24 de julio de 2006, Piñera se encerró en su oficina para revisar estados financieros del segundo trimestre de LAN que solo se harían públicos dos días después. Luego de eso, aprobó el documento junto a otros seis directores para dirigirse a Bancard –su holding de inversiones-, lugar en el que media hora más tarde concretó la operación.

    Por la compra, Piñera terminó pagando más de $360 millones en multas de la Superintendencia de Valores y Seguros, a pesar de haber sido citado a declarar y haber negado siempre el uso de información privilegiada.

    Francisco Armanet, el ex gerente de Banchile, la corredora del Banco de Chile, estuvo a cargo de administrar la crisis luego del movimiento que permitió a Piñera adquirir las acciones. Él asegura también contar con la grabación -guardada en una caja fuerte- que sirve de evidencia para certificar el uso de la información y las advertencias de sus cercanos en torno a dicha acción. Sin embargo, en entrevista con CNN Chile aseguró que, a menos que sea la Corte Suprema la que solicite el disco, dicha grabación jamás será publicada.

    En su momento, en medio de la investigación, el ahora Jefe de Estado manifestó que la “operación era plenamente legal y legítima ya que no involucraba uso de información privilegiada”. Por su parte, Armanet explica también las razones por las que conservó los audios: “Son nuestro único medio de prueba para liberar a la corredora, a nuestros ejecutivos que participaron en la operación, y a mí, de una eventual acusación de complicidad”.

    En conversación con Radio Universidad de Chile, Sergio Jara, periodista detrás de la investigación, señaló que “este es un caso antiguo, por el cual el presidente Sebastián Piñera ya fue castigado en Chile. Lo que el libro revela es que podría haber una arista en Estados Unidos, ya que parte de la operación se realizó allá. Por lo tanto, la Securities and Exchange Comission, que es como nuestra Superintendencia de Valores y Seguros, podría investigar el tema todavía”.

    El periodista agregó que “la información privilegiada se ocupa cuando alguien puede acceder a cierta información crucial e importante en condiciones ventajosas respecto del resto del mercado. Lo que sucedió fue que Sebastián Piñera, siendo controlador de LAN, tuvo acceso a los estados financieros de la compañía, porque él era director, y en función de esos estados la SVS los calificó como información privilegiada”.

    En tanto, en la mañana de este martes, el diputado del Partido Comunista, Hugo Gutiérrez, se refirió al caso que involucra al Presidente y señaló que estamos en presencia de una actuación ilegal: “Hoy las grabaciones son pertinentes y acreditan fehacientemente la existencia de un delito financiero cometido por Sebastián Piñera y que eventualmente en Estados Unidos podrían ser objeto de persecución penal”.

    “En EE.UU. cuando se conocen estos delitos se actúa con rigurosidad. Todo depende de si Estados Unidos. quiere perseguir o no este ilícito. En Chile hemos buscado una serie de posibilidades para que sea objeto de persecución. Nos debería interesar conocer esas grabaciones que demuestran que Piñera cometió un delito financiero de alta gravedad. Este uso de información privilegiada es un robo descarado”, agregó el legislador.

    Finalmente, en entrevista con CNN, el mismo Francisco Armanet fue consultado expresamente si Piñera había efectivamente usado información privilegiada a la hora de cerrar la operación. Su respuesta fue: “De verdad prefiero reservarme esa información. Prefiero proteger y reforzar la función presidencial. Él es el Presidente de la República de Chile. Los medios de comunicación tienen su labor y responsabilidad, pero los chilenos, la comunidad política, la comunidad de negocios, debemos respetar la función presidencial, por lo menos mientras esa persona ejerce la función simbólica de Presidente de la República”.

    Desde La Moneda, la respuesta provino de la vocera de gobierno, Cecilia Pérez, quien declaró a La Tercera que la existencia o no de las grabaciones no reviste importancia, “ya que la Superintendencia de Valores y Seguros investigó los hechos y  fue clara y categórica en señalar que no hubo uso de información privilegiada”.

    Publicado en Radio Universidad de Chile

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...