• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Luego de conseguir el sobreseimiento por el delito de cohecho en el marco del caso Caval (no así por el de estafa), el hijo de la expresidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, pretende ajustar cuentas. En un punto de prensa, anunció la presentación de acciones penales y civiles en contra de destacados personeros del oficialismo.

    Se trata de la diputada Marcela Sabat (RN), los ministros Nicolás Monckeberg (Trabajo) y Felipe Ward (Bienes Nacionales), además del subsecretario de Minería, Pablo Terrazas. Dávalos los acusa de “montaje comunicacional”. No contento con eso, también apuntó a otros parlamentarios, funcionarios públicos, medios de comunicación y otros querellantes del caso Caval, según consignó Biobiochile.cl.

    En la misma línea, pidió la salida del fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias, a quien acusó de negar su sobreseimiento, aun cuando –alegó– conocía su inocencia. Al persecutor le achacó un accionar “irracional”. “Dejen de acusar a gente por delitos inexistentes y sin ninguna sola prueba”, afirmó Dávalos Bachelet, en declaraciones recogidas por el portal de noticias de radio Bío Bío.

    El esposo de Natalia Compagnon también se dio el tiempo para reflexionar “sobre lo que se ha transformado este país: Un país donde basta para apuntar con el dedo a alguien para culpar a otro, donde no se necesitan pruebas para exigir las penas del infierno solo porque esa otra persona no te agrada”, consignó el portal de radio ADN.

    Anuncios
    Loading...