• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En el Auditorio Municipal de Los Lagos se celebró, el pasado sábado 7 de abril, la primera Asamblea Ciudadana del año 2018, en Defensa del Río San Pedro y Calle Calle, convocada por el Consejo de Defensa Territorial de la Comuna de Los Lagos y varias unidades vecinales del sector.

    En la oportunidad se contó además con la participación de autoridades regionales y comunales, junto con organizaciones de Panguipulli, Valdivia y de la comuna de Los Lagos, tales como el Parlamento de Koz Koz, la Red de Organizaciones Socioambientales de Panguipulli, el Consejo Territorial Lafkenche de Valdivia, la Junta de Vecinos de Arique, la comunidad Manquelef, la Asociación Mapuche Leufucura, y vecinos y vecinas de diferentes sectores rurales y urbanos de la comuna de Los Lagos.

    Según explicaron los organizadores, esta instancia surge como una necesidad de discutir las problemáticas ambientales que afectan la cuenca del río Valdivia, como es el caso de la Piscicultura Antilhue propiedad de Gustavo Burgemeister, que se encuentra en evaluación ambiental desde octubre de 2017, la Central Hidroeléctrica San Pedro de Colbún del grupo Matte, y la extracción de áridos que se realiza en los ríos de la comuna de Los Lagos y Valdivia.

    En este contexto, el objetivo fue tomar acuerdos para frenar estos proyectos, y reiterar la necesidad de regular y fiscalizar las actividades extractivas que afectan la cuenca del río Valdivia.

    El vocero del Consejo de Defensa Territorial de Los Lagos, Carlos Rozas, dijo sobre los resultados de la jornada que “hay un acuerdo para participar de la Marcha Plurinacional por la Defensa del Agua. Vamos a pedir asistencia a una reunión del Concejo Municipal junto con el alcalde para mostrar lo que estamos trabajando, y además de eso, creemos que el trabajo que se va a hacer con la gente, con los laguinos, con todas las comunidades es hacer más conciencia. El despojo se mantiene, Colbún quiere ingresar su proyecto nuevamente, la Piscicultura de Antilhue está en evaluación, la extracción de áridos se mantiene, entonces son temas preocupantes”.

    Asimismo, las organizaciones recordaron que la Central Hidroeléctrica de San Pedro cuenta con un extenso historial ambiental producto de la no factibilidad del proyecto, lo que quedó demostrado al momento del desarrollo de las obras, cuando no se encontró roca madre para sostener la infraestructura. Esto movilizó a la ciudadanía, por la magnitud del impacto ambiental, social y el riesgo al que fue expuesta la población al aprobarse un proyecto inviable el 2008 y seguidamente, la primera adecuación el 2009, por la Corema de Los Ríos.

    Sumado a lo anterior, el 2015 fueron ingresadas al Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) nuevas adecuaciones, siendo retiradas anticipadamente al no poder responder el titular las 250 observaciones sobre elementos técnicos geológicos que se le solicitaron aclarar. Ahora, este nuevo intento de la empresa por validar su iniciativa el 2018, anunciado en marzo por Leonardo Díaz, gerente del proyecto, consiste en documentos que irían a complementar el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) inicial y no a realizar uno nuevo, concluyeron las organizaciones.

    Fuente: Mapuexpress

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...