• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Molestia e indignación hay en la ciudad de La Calera -región de Valparaíso-, por el mal olor que se percibe en algunas horas del día en un importante sector de la comuna, próximo al puente 19 de Junio y la rivera del río Aconcagua.

    Según consigna un reporte del diario local El Observador, la situación se convirtió en una demanda ciudadana que se concretó en una reunión con la alcaldesa Trinidad Rojo, el gobernador provincial, Iván Cisternas, y los Seremis de Medioambiente, Salud y Gobierno. Ahí, las autoridades se comprometieron a detectar el origen de los hedores, y gestionar las sanciones en caso de detectarse alguna irregularidad.

    En específico, durante la reunión, el seremi de Salud, Francisco Álvarez, informó que la empresa Algas Marinas S.A. mantiene un punto de descarga hacia el río Aconcagua, el cual presenta emanación de olores molestos, turbiedad de las aguas y espuma color blanco.

    Tras la fiscalización, se inició un Sumario Sanitario que está en proceso, para así establecer si esta situación corresponde o no a una infracción a las normas ambientales establecidas en los permisos otorgados a la empresa.

    Asimismo, paralelo a las gestiones con las autoridades, la comunidad salió a protestar el pasado viernes en una marcha en la que participaron vecinos, concejales, consejeros regionales y parlamentarios, quienes, según la crónica de El Observador, se manifestaron “a viva voz que ya están cansados de este tipo de contaminación”.

    Finalmente, se informó que la Oficina Provincial de la Seremi de Salud de Quillota, comenzó a inspeccionar las actividades industriales y las viviendas que están cerca del río, algunas de las cuales también podrían tener responsabilidad por descargas insalubres, “pues el pequeño caudal existente debido a la sequía hace que los desechos se estanquen”, concluyó el Seremi.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...