• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Trabajadores, concejales y vecinos de Conchalí convocaron para este martes una marcha contra el alcalde de la comuna, René De la Vega. Los manifestantes acusan al jefe comunal de despidos injustificados, hostigamiento laboral y de encubrir a su “mano derecha”, denunciado por acoso sexual.
    Según recogió Hola Chile, muchos de los que trabajaron con el excantante, desde que asumió la alcaldía en 2016, calificaron a De la Vega de “poco dialogante, abusador, arrogante y egocéntrico”. De hecho, algunas de las acusaciones contra él han llegado a derivar en denuncias por despido injustificado y vulneración de derechos.
    En este sentido, The Clinic tuvo acceso a algunas de estas demandas, en las que se destaca un “permanente y sistemático hostigamiento y agresión” por parte del jefe comunal. Sin embargo, desde el municipio niegan las acusaciones y aseguran que “a la fecha existe sólo una sentencia condenatoria”.

    Desde el comienzo de su gestión, De la Vega habría querido dejar en claro que es él quien manda, advirtiendo que “si no me hacen caso, voy a hacerle sumario a todos”, según relató un extrabajador de la Dirección de Obras del Municipio (DOM).

    A la fecha, el municipio ha decidido no renovar el contrato de más de 30 funcionarios. Pero hay otros que han decidido irse al no soportar el ambiente laboral, denunciando “hostigamiento constante y amenazas de ser despedidos”.

    Por otra parte, una trabajadora denunció a Miguel Moraga por acoso sexual, a quien el alcalde puso en el cargo de administrador municipal y que sería su “mano derecha”.

    René De la Vega

    La denuncia la realizó a través de una carta directa a De la Vega, donde le comunica que “sin descaro dirige su mirada a mis senos, cada vez que me saluda me aprieta hacia su cuerpo (…) y susurra cumplidos a mi oído (…) Cada reunión que me cita es una tortura”.

    “Él amenaza con impedir que asuma un cargo en la planta (nunca lo he pedido) por el hecho de yo no querer acceder a sus invitaciones a lugares íntimos”, agregó.

    Ante esto, la denunciante recalca que “ya sea por acosos sexuales o maltrato laboral, el aludido de manera descarada ocupa su nombre para inculcar miedo (…) ha creado una red de terror para hacernos callar”.

    Antes de esta denuncia, el Concejo Municipal había convocado a una sesión especial para tratar su eventual destitución del cargo por acusaciones de hostigamiento laboral. Sin embargo, un día antes de la sesión el alcalde informó que lo había trasladado al Departamento de Seguridad Pública.

    “Fue una forma de protegerlo. Miguel Moraga es el hombre de más absoluta confianza del alcalde”, indicó la concejala María Guajardo a The Clinic.

    La denuncia de acoso sexual fue realizada un 26 de marzo. Al otro mes, el 30 de marzo, la denunciante fue informada que su contrato no había sido renovado.

    “René De La Vega tiene un ego exacerbado, no acepta que las personas tengan una opinión distinta a la suya. O estás con él o eres su enemigo”, indicó la denunciante, asegurando que no quiere volver a trabajar en el municipio.

    Loading...
    Loading...