• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Llegó más gente de la esperada. Con esas palabras parte la conversación de El Ciudadano con Nancy Duman, de la ONG Spheniscos, quien se refiere en primer término a la marcha realizada hace una semana en La Serena, en la que verdaderamente participó mucha gente: “Más de lo que esperábamos”, asegura Duman, quien especifica que la mayoría era de La Higuera: pescadores, mujeres, jóvenes y niños que “están decididos a defender el patrimonio natural de La Higuera… Hay una decisión clara en ese sentido”, espeta a 24 horas que comience el proceso de conciliación propuesto por el Tribunal Ambiental de Antofagasta en el caso del proyecto minero portuario Dominga.

    “Esperemos que la cordura prime y también que se cumpla la ley y la Constitución, que es con lo que se vanagloria Chile”, sostiene la especialista, quien explica que en este caso el proceso de conciliación solo ha servido para “ganar tiempo” y generar las mejores condiciones institucionales para que se apruebe el proyecto, pero desde las organizaciones ambientales que defienden el patrimonio natural, pase lo que pase, se va “a seguir adelante a través de todas las instancias posibles, tanto nacionales como internacionales, porque no se trata aquí solo de impedir un proyecto, sino que no se está cumpliendo con el objetivo de la legislación ambiental que es prevenir el daño ambiental, y que en todo el proceso de evaluación el titular ha demostrado no cumplir con ella”, explica.

    Duman asegura que si el resultado de la conciliación es adverso, “tendremos una gran movilización porque hay una sensibilidad respecto al patrimonio natural de La Higuera y la Reserva Natural Pingüino de Humboldt”. En el fondo, “esta es nuestra lucha y vamos a seguir adelante”, sostiene.

    El día 11 de marzo asumió el nuevo gobierno y con ello, la nueva Ministra de Medioambiente, Marcela Cubillos, quien hasta el momento ha evitado entregar su opinión respecto al proceso de conciliación y al proyecto de Andes Iron -contrario al propio Mandatario y varios de sus actuales ministros. Por lo tanto, existe gran incertidumbre de la posición que el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) tomará en este juicio que es entre ese organismo público y Andes Iron, la mandante de la iniciativa.

    De hecho, Cubillos manifestó que el miércoles el gobierno explicitará su posición ya que “el caso está en los tribunales y la respuesta se da primero en tribunales”, sostuvo a La Tercera.

    El lunes hubo movimientos en las oficinas del SEA regional, puesto que el nuevo gobierno ya cambió a los funcionarios regionales. Si bien era de esperar que “destituyeran a las cabezas”, sostiene Nancy Duman, le pareció “raro” el hecho que lo hicieran “tan abruptamente”, ya que en general “esperan unos días”. Para ella esto es parte de una estrategia, pues están “apurados” para poder participar en estos días en la sesión del Tribunal Ambiental, pues tenían que tener todas las condiciones.

    “Esto prueba que el llamado a conciliación fue una metodología para ganar tiempo y tener las condiciones favorables para generar el apoyo institucional hacia Dominga”, puesto que “las declaraciones del actual Presidente como de sus Ministros apuntan a abrirle camino a la iniciativa”, añade.

    Para la especialista el panorama no es “muy auspicioso”, porque “imagino que (las nuevas autoridades) vienen preparadas, con una estrategia y bien documentados para presentarse en la sesión del Tribunal Ambiental de Antofagasta”.

    “Todos estamos alerta”

    “Todos estamos alerta, tratando de informarnos al máximo y viendo las posibles alternativas”, explica Nancy Duman quien agrega que si no hay conciliación, tendrán que apelar a la Corte Suprema y después a instancias internacionales, y “mientras el proyecto esté en juicio no puede comenzar a ejecutarse”, expresa.

    De todas maneras, plantea sus dudas respecto al resultado de la conciliación, puesto que “el poder económico siempre encuentra un resquicio”, pero expresa que si fracasa, “fantástico, pero viene después la decisión del Tribunal Ambiental, que dado que llamó a conciliación, tampoco se ve muy auspicioso”. No obstante, manifiesta que espera que en este proceso de conciliación “prime el juicio y la responsabilidad por el cumplimiento de la legislación ambiental”.

    El proceso de conciliación puede extenderse por tres días en total. En caso de que las partes no alcancen un acuerdo, el Tribunal Ambiental con sede en Antofagasta tendrá un plazo de 30 días para elaborar una sentencia.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...