No a Dominga: Se vienen días decisivos para la biodiversidad de La Higuera

Este jueves 28 de febrero, la Corte Suprema terminó de escuchar los alegatos de las organizaciones ambientales y sociales que expusieron las razones por las que el proyecto minero portuario Dominga debe mantenerse rechazado.

Recordemos que tanto la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo como el Comité de Ministros de 2017 rechazaron el proyecto por sus graves deficiencias técnicas. Sin embargo el titular, la empresa Andes Iron SPA reclamó ante el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta, instancia que revocó el rechazo y sentenció que el proyecto debía volver a votarse en la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo.

Los opositores a Dominga, que se han constituido en la Alianza Humboldt, presentaron seis recursos de casación ante la Corte Suprema, buscando que el máximo tribunal deje sin efecto la resolución del Tribunal Ambiental y dicte una sentencia de reemplazo a través de la cual se mantenga su rechazo.

Marcela Rey, abogada de Geute Conservación Sur, alegó este jueves y sobre dicha instancia comentó: “Hoy día se dio término a los alegatos por parte de las organizaciones que vamos a favor de los recursos de casación, en la forma y en el fondo, solicitando que se invalide la sentencia dictada por el Tribunal Ambiental de Antofagasta, y el día lunes se dará término a la audiencia luego de que se escuchen los alegatos de la empresa Andes Iron”.

Por nuestra parte, recalcamos el valor ambiental del territorio donde se pretende emplazar este proyecto, ya que como hemos dicho en reiteradas ocasiones, ni proyecto, ni la sentencia, poseen las consideraciones técnicas en términos ambientales y legales que deberían tener, sino que más bien se refiere a consideraciones políticas. Es por esto que esperamos que la Corte Suprema case esta sentencia y la invalide”, agregó la abogada de Geute Conservación Sur.

Asimismo, la abogada de Geute Conservación Sur hizo hincapié en que en Chile falta el ordenamiento territorial necesario, que nos haga tener la conversación sobre cuáles son aquellos lugares y ecosistemas que no podemos intervenir ni poner en peligro porque son críticos para la biodiversidad de especies y genética a nivel mundial.

No olvidemos que Dominga se pretende instalar en la comuna de La Higuera, región de Coquimbo, sector costero que alberga el 80% de la población mundial de Pingüino de Humboldt, especie vulnerable protegida por nuestra legislación. La zona es muy rica en biodiversidad, es hábitat de numerosas especies emblemáticas amenazadas como la ballena azul, el delfín gris, el delfín nariz de botella y las nutrias de mar, además de diversas colonias de aves y mamíferos.

La Higuera es considerada hotspot o prioritaria para la conservación de la biodiversidad del mundo. Sin ir más lejos se encuentran las Reservas Marinas Islas Choros-Damas e Isla Chañaral y la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, sitios protegidos oficialmente que representan un 40 % de las áreas protegidas marinas del centro norte del país, unidades fundamentales para los cumplimientos ambientales de protección del 10% de los ecosistemas marinos acordado por Chile en el marco del Convenio de Biodiversidad (Thiel et al. 2007) y meta Aichi 11.

También es una de las 25 regiones botánicas más relevantes del planeta, alberga 11 especies de flora en estado de amenaza (Myers et al. 2000), siendo la sección más diversa y rica en especies endémicas (64,73%).

En términos ambientales el proyecto minero portuario Dominga, tendría efectos negativos irremediables. Las emisiones de material particulado de una mina a rajo abierto, dos en este caso, generaría daños al sistema respiratorio y circulatorio de los seres vivos que habitan el lugar de su emplazamiento.

Los relaves, residuos del proceso industrial generados al extraer hierro y concentrado de cobre, contienen concentraciones de arsénico, plomo y mercurio, entre otros. La presencia de estos elementos tóxicos en el aire, la tierra y el agua subterránea o superficial, provocan daños por contaminación en la biodiversidad y sus ecosistemas.

Semana clave

El lunes 4 de marzo la Corte Suprema escuchará los alegatos de la empresa Andes Iron que pretende desarrollar su proyecto minero portuario en la comuna de la Higuera. Luego de oír los alegatos, la Corte deberá dictar sentencia, la cual puede tardar meses.

Los escenarios posibles son: si el fallo acoge las alegaciones de las organizaciones ambientales, la Corte puede dictar una sentencia de reemplazo, la que podría incluir la confirmación del rechazo del proyecto. Si el fallo no acoge las alegaciones de los opositores al proyecto, no implica que Dominga se apruebe, pero deberá ser votado por la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo, instancia que lo rechazó en marzo de 2017, y que deberá volver a votar el mismo proyecto, pero esta vez con las autoridades del nuevo gobierno.

Foto Portada: Diego Cortés

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4,166,686FansMe gusta
112,538SeguidoresSeguir
290,056SeguidoresSeguir
16,233SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Gobierno ordena expulsión de dos mujeres extranjeras que participaron en marcha...

La argentina Abigail Burgueño (31), quien ingresó a Chile en diciembre de 2016, y la colombiana Tatiana Martínez (24), quien llegó el 6 de diciembre...

Assange o la impunidad