“La sociedad moderna solo es gobernable si los ciudadanos y agentes sociales participan en el diseño y gestión de los asuntos públicos”, señaló el senador Alejandro Navarro, ante el anuncio del Ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, en cuanto a que una vez que el Puente Bicentenario (Chacabuco) de Concepción sea finalizado, pasará a llamarse Patricio Aylwin.

Al respecto, el senador por la Región del Biobío agregó que, “la modernidad demanda esfuerzos por implementar mecanismos de democracia real y no representativa, esto es, instancias en las que la democracia, esto es el gobierno del pueblo, tenga una manifestación directa en la toma de decisiones públicas”.

“Por ello”, continuó, “creemos que aquí el MOP ha cometido un grave error al anunciar que el polémico puente sobre el río Biobío pase a llamarse Patricio Aylwin, pues si bien se reconoce su figura histórica como ex presidente de nuestro país, la gran mayoría de la gente no se siente identificada por él y más aun en Concepción, ciudad emancipada por antonomasia”.

Para Navarro, “es una tremenda equivocación del Ministro Undurraga al dar un paso al vacío, pues ponerle el nombre a este puente desde Santiago, es una afrenta para la Región del Biobío. Es una decisión que debe ser cambiada a la brevedad”.

“Pues para los ciudadanos del Gran Concepción en general y para los penquistas en particular, es casi una afrenta que se nombre una gran obra pública sin una consulta popular y sin proponer nombres que tengan arraigo en la zona, hijos e hijas ilustres que se han destacado en la historia desde que aquí se proclamó la Independencia de Chile, el 1 de enero de 1818”, recordó.

Alejandro Navarro finalizó haciendo un llamado a Alberto Undurraga, “a reconsiderar esta injusta decisión del MOP de forma inmediata, pues los tiempos que corren demandan que se garantice la participación ciudadana en la denominación de los bienes nacionales de uso público, y que no se sigan tomando resoluciones sin consultar a la gente, ofendiendo a la ciudadanía y perpetuando el distanciamiento entre la política y los chilenos y chilenas”.

“Por ello, abogaremos para que el Proyecto de Ley que presentamos el año 2004, y que busca que se garantice la participación de la ciudadanía en el nombramiento de las obras públicas, se debata y apruebe a la brevedad. Nuestro país solo será gobernable si es la gente quien participa y decide sobre el diseño y la gestión de los recursos públicos”, sentenció el senador por la Región del Biobío.

Loading...
No Hay Más Artículos