• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (ODECU) demandó a Apple Chile, MacOnline y Reifschneider, por supuestas prácticas que reducirían la vida útil de varios de sus modelos iPhone, hecho que ya había sido denunciado por agrupaciones de consumidores en Europa y Estados Unidos.

    Según el documento ingresado al 23º Juzgado Civil de Santiago, tribunal que lo declaró admisible, el objetivo de ésta es “cautelar el interés colectivo” de quienes compraron teléfonos móviles iPhone entre 2014 y 2017.

    De esta manera, ODECU solicita  en su acción que Apple compense con $126 mil a cada usuario en Chile poseedor de un iPhone, y que haya sido afectado por la obsolescencia programada. Además, la organización de consumidores solicita la reparación o recompra de los aparatos.

    Stefan Larenas

    El presidente de ODECU, Stefan Larenas, explicó que esta demanda “busca velar por el interés colectivo de quienes fueron engañados al momento de adquirir un iPhone, porque nunca fueron informados que, a través de la actualización del software, se generaban los efectos negativos en sus celulares. Los consumidores fueron engañados por el actuar negligente de una prestigiosa empresa como Apple. Las personas compraron un dispositivo móvil que debe cumplir con lo que se promete, que es mayor eficiencia, pero eso no ocurrió”.

    La organización de consumidores puntualizó que los modelos afectados con esta práctica son el iPhone 5C, 6, 6 Plus, 6S, 6S Plus, 7 y 7 Plus, además del modelo SE.

    El argumento legal de la ODECU es que diversos modelos de iPhone “presentaban un funcionamiento deficiente, sea por sufrir de apagados intempestivos o por mostrar un funcionamiento más lento. Esto último se debía a que los sistemas operativos de los equipos fueron actualizados con parches de software transmitidos remotamente por Apple a través de internet y que tenían por objetivo, entre otras cosas, ‘ahogar’ el funcionamiento del procesador y ralentizar los equipos anteriores al último modelo, supuestamente para ‘mejorar la experiencia’ de los usuarios. Sin embargo, ello jamás fue informado a los usuarios de estos equipos y, por el contrario, fue decidido deliberadamente y ejecutado por el fabricante Apple”.

    Con estos elementos sobre la mesa, Larenas planteó que el objetivo fundamental es “reparar el daño causado a los consumidores afectados y establecer un precedente en América Latina ante una empresa de tanto prestigio como Apple”.

    Al acoger la causa, ODECU pidió a la Justicia chilena solicitar antecedentes a instituciones del Estado, tales como la Subsecretaría de Telecomunicaciones y el Servicio Nacional de Aduanas, además de los operadores Entel, Movistar, Claro, WOM y VTR.

    Para sumarte a la demanda, puedes hacerlo aquí

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...