El inicio de 2017 estuvo marcado por los incendios forestales más devastadores de la historia del país. Más de 95 mil hectáreas de árboles nativos se perdieron por el fuego. Es por esa razón que la ONG Cultiva hace llamados para realizar reforestaciones masivas. La idea se enmarca en el plan Reforestemos Chile Nativo.

La idea es que las comunidades afectadas por los incendios se involucren en el proyecto y sean parte de las soluciones. La iniciativa contempla programas de educación para jóvenes y la generación de puestos de trabajo para la mantención posterior a la reforestación.

Para Cultiva, el modelo de desarrollo chileno afecta directamente a los recursos naturales del país. Enrique Guellona, su director ejecutivo, explica que “el principal objetivo es crear conciencia en las personas, comunidades y organizaciones, transformando su relación con el mundo, a través de la regeneración de bosques nativos y ecosistemas degradados. Además de mirar cuál ha sido nuestro modelo de desarrollo, y replantearnos el manejo que hemos tenido con nuestros bosques y en general con los recursos naturales”.

El plan será implementado por los próximos cinco años y se reclutan voluntarios desde la región metropolitana hasta la VIII región.

No more articles