• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Esta semana, distintas organizaciones se manifestaron para reiterar la demanda por el retiro de la estatua del miembro de la Junta de Gobierno, responsable del asesinato de miles de chilenos durante la dictadura cívico-militar, almirante de la Armada José Toribio Merino.

    El pasado miércoles 5 de septiembre, la agrupación “Ciudadanos por la Memoria”, junto a representantes de las Fundaciones Helmut Frenz y Enlace Pedro Holz, la Comisión Ética contra la Tortura (CECT) y la organización Educación y Participación (EDUCAP), efectuó una manifestación frente al Museo Marítimo en Valparaíso para exigir el retiro de la estatua, erigida allí en “homenaje” al miembro de la Junta Militar golpista de 1973.

    La agrupación viene trabajando hace años por la eliminación de todo tipo de monumentos que recuerden a violadores de derechos humanos. Así, durante el gobierno de Bachelet, efectuaron recolecciones de firmas para respaldar esta solicitud, realizada al comienzo de su mandato y que nunca tuvo una respuesta definitiva.

    En esta actividad, desde “Ciudadanos por la Memoria” recordaron que Merino se amotinó contra su Comandante en Jefe y usurpó el mando de la Armada para iniciar el golpe de Estado de 1973.

    Igualmente, señalaron que tiene, indiscutiblemente, la responsabilidad del mando por las violaciones de Derechos Humanos cometidos por personal de la Armada durante toda la dictadura, tiempo en que permaneció a la cabeza de la institución.

    Por ello, en su calidad de amotinado y responsable, al menos político, de las violaciones de derechos humanos señaladas, indicaron que “es impresentable que en un país democrático sea objeto de homenajes por una institución del Estado de Chile. Ese homenaje abandera políticamente a la Armada, una institución de todos los chilenos, y la enajena de una buena parte de la ciudadanía”, puntualizaron desde la organización.

    Recordemos que, recientemente, la Cámara de Diputados aprobó un acuerdo dirigido al Ministerio de Cultura donde se solicita formalmente la remoción de la cuestionada estatua de Merino en el Museo Naval.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...