• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La pareja de mujeres que no fueron reconocidas como madres de una niña por parte del Registro Civil, llevaron finalmente su caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), acción que contó con el respaldo del Movilh.

    La última instancia dentro de la justicia chilena era la Corte Suprema, quien -recordemos- rechazó en julio pasado la apelación interpuesta por el Movil a nombre de Mayra Opazo y Constanza Monsalves, pareja de mujeres de Valparaíso que esperaba que Mayra, una niña de un año y medio de edad, sea reconocida como hija de ambas.

    De esta forma, las mujeres continúan con su lucha jurídica pero ahora en un Juzgado fuera del país, siendo la Corte Interamericana de Derechos Humanos la que emitirá su opinión sobre este caso.

    Consultado al respecto, el vocero del Movilh, Rolando Jimenez, dijo a Radio Bío Bío que espera que este tribunal, que es reconocido por Chile, pueda sentar un “antes y un después” en el tratamiento de la adopción homoparental en nuestro país.

    “Seguramente van a haber más papás y más mamás, que van a recurrir a los tribunales de justicia, para que se haga coherencia en algún momento entre lo que dice la Corte Suprema respecto a las familias homoparentales y lo que hace cuando éstas recurren a ella por la protección de sus derechos fundamentales”, señaló Jiménez a la emisora.

    El caso de Mayra y Constanza se remonta al primer semestre de 2017, cuando la pareja fue al Registro Civil de Valparaíso para inscribir a la pequeña como hija de ambas. La niña nació desde el vientre de Constanza, quien dio a luz tras ser sometida a un tratamiento de fertilización artificial.

    Si bien este organismo del Estado le dio a la niña el apellido de ambas mujeres, sólo reconoció como su madre a quien la engendró, por lo que su pareja, quien también se reconoce como madre de la pequeña, no posee ninguna filiación legal.

    Ahora, será esta Corte Internacional quien emitirá su posición sobre este caso, una causa que podría demorar como mínimo entre 2 y 3 años.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...