• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Con alegría reaccionaron los pescadores artesanales del país tras la confirmación desde el Gobierno, que no se aplicará el veto aditivo a la llamada “ley de la jibia”, iniciativa recientemente aprobada por el Congreso y que se encuentra lista para su promulgación como ley.

    Manuel Gutiérrez, presidente del Sindicato Independiente de Pescadores Artesanales de Coronel (Sitripac), afirmó a Radio Bío Bío que “el gobierno entendió que el cierre de plantas era una mentira, porque los números no cuadran. Es cosa de sumar no más. El 80% de la jibia la pescan los artesanales y toda con potera. ¿Y quién procesa esa jibia? Las plantas industriales, o sea que no les va a faltar materia prima”.

    “El problema de fondo es que los dueños de las compañías no quieren dejar de pescar con redes de arrastre, porque es un tremendo negocio para ellos, por eso mandan a sus trabajadores a hacerse las víctimas”, añadió el dirigente.

    En esa línea, Gutiérrez detalló a la misma emisora sobre por qué es imposible que de la jibia dependan miles de empleos en las plantas industriales: “Piense usted que la cuota industrial en 2018 fue de 38.000 toneladas y la de los artesanales 157.000. ¿Cree entonces que van a cerrar fábricas de consumo humano? Nunca, no lo necesitan, porque los artesanales siempre han sido su principal proveedor”.

    En la misma línea, el representante del Sitripac agregó que la jibia es apenas una ínfima parte del enorme negocio de la industria pesquera: “No llega a ser ni el 5%. Un ejemplo: el año pasado la industria procesó 330.000 toneladas solo de jurel y otro tanto de merluza común, merluza de cola, de tres aletas, entre otras especies. Y ni hablar de todos los otros recursos que maquilan”.

    Consultado por el impacto en el personal embarcado, Gutiérrez explicó que apenas siete barcos industriales pescan jibia, en circunstancias que la flota total es de más de 50: “Que nadie crea que porque no capturen jibia los van a parar. Esos barcos pueden seguir pescando merluza como si nada”, concluyó el dirigente de los pescadores artesanales de Coronel.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...