• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El ex economista jefe del Banco Mundial y Premio Nobel de Economía 2018, Paul Romer, insistió en sus críticas a la entidad en la que trabajó hasta hace unos meses, a la que renunció luego de denunciar (y luego retractarse) una manipulación del ranking Doing Business que habría perjudicado a Chile.

    Después de este “escándalo” y tras su renuncia al Banco Mundial, Romer obtuvo el Premio Nobel de Economía, y este domingo, concedió una entrevista a diario La Tercera, donde retomó el “caso Chile” y reafirmó sus críticas de hace algunos meses, que apuntaban al desarrollo del ranking Doing Business (o índice de facilidad para hacer negocios).

    “No podía confiar en la integridad de quienes producían el Doing Business. No podía probar que se había hecho con deshonestidad, pero había señales preocupantes, que me indicaban que no se estaban cumpliendo los altos estándares de integridad que se pretenden para este tipo de trabajo (…) Quería dar la señal de que había problemas con este informe. Como la persona que está a la cabeza, quien es la garantía visible de integridad, yo debiese ser capaz de decir: ‘Tengo confianza en el trabajo que la gente hace’. En el Banco Mundial yo no podía decir eso”, explicó el economista.

    Romer afirmó además que los cambios que realiza el Banco Mundial en el Doing Business no se diseñan y/o ejecutan de forma transparente, y que tampoco existe una información clara sobre el porqué se cambia la metodología. Por ello, la situación de Chile se convirtió, para él, en un ejemplo de esos problemas.

    “Cuando Chile cayó en el ranking quedó la impresión de que obedecía a que las políticas habían empeorado. Luego hubo algunas declaraciones que apuntaban a que bajaba porque no se movía tan rápido como otros países. Ninguna de esas explicaciones eran ciertas, la verdad es que Chile caía porque seguíamos cambiando la medición”, sostuvo Romer.

    Finalmente, el Premio Nobel de Economía aseguró que no hubo consideraciones polémicas en sus críticas, sino que apuntaban directamente a transparentas las consideraciones y trabajos del Banco Mundial, y a generar una “autocrítica” en el organismo.

    Leer más:

    Banco Mundial anuncia auditoría externa por manipulación de los indicadores de Chile

    Banco Mundial reconoce que perjudicó los números de Chile durante el Gobierno de Bachelet

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...