• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Con el respaldo del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Daniela Venegas presentó en la Corte de Apelaciones de Santiago un recurso de protección contra el Centro de Salud Vida Integra, al que acusa de discriminarla en razón de su identidad de género.

    En la acción legal, patrocinada por la abogada Carolina Etcheverry, se establece que desde un año y medio Venegas, quien se desempeña como programadora computacional, venía tratándose en Vida Integra para adecuar su cuerpo a su identidad de género, razón por la que contaba con atención de endocrinólogos y fonoaudiólogos, entre otros especialistas.

    De acuerdo a lo que expuso la mujer, desde un inicio consiguió que se respetara su nombre y sexo social, tanto en el trato como en su ficha médica, escenario que habría cambiado radicalmente el 1 de agosto pasado, tras realizarse exámenes en una sucursal de Vida Integra ubicada en Las Condes.

    “Una hora después de la realización de los exámenes recibí una llamada de una trabajadora del centro médico que cuestionó el hecho de que mi nombre social de mi ficha clínica no coincidiera con el nombre legal en mi previsión de salud. Me dijo, sin dar ninguna razón, que no permitiría el uso de mi nombre social en la ficha del sistema y que lo cambiaría por el legal, lo cual finalmente hizo”, relató Venegas.

    La mujer añadió que “me he presentado en reiteradas ocasiones en Vida Integra para que se respete mi nombre social y se restituya en el sistema, pero solo he recibido un trato indiferente, poco empático, indolente y en algunas ocasiones burlesco. Me han discriminado tratándome de ‘señor’ y vociferando mi nombre legal frente a otros”.

    En ese sentido, la abogada Etcheverry sostiene que los hechos descritos constituyen discriminación en razón de la identidad de género y que, en cuanto tal, “violentan el derecho a la vida y a la integridad física y psíquica, así como a la igualdad ante la ley garantizada en la Constitución”. Del mismo modo, precisó, “se violenta la Convención Americana de Derechos Humanos y las opiniones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

    Por su parte, el dirigente trans del Movilh, Álvaro Troncoso, apuntó que “la falta de respeto con el nombre y sexo social de las personas trans vulnera la no discriminación por identidad de género garantizada en la Ley Zamudio, así como los precedentes sobre denuncias similares efectuadas en tribunales, por lo que esperamos la máxima sanción contra Vida Integra” .

    En efecto, en 2016 la Corte de Apelaciones de Santiago falló contra la Clínica Alemana ordenándola a respetar la identidad de género de una niña trans, luego de vulnerar sus derechos al impedir que fuera inscrita con su nombre y sexo social en su ficha clínica.

    El recurso de protección de Daniela Venegas ya fue declarado admisible.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...