• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Tras la publicación, por parte del diario La Segunda, de una especie de “ranking inmobiliario” donde se indica el patrimonio de los parlamentarios del Frente Amplio, cuya gran mayoría recién acaba de asumir sus cargos, el presidente del Partido Humanista, Octavio González, acusó que el listado tiene un “tremendo default”, pues “coloca el acento en los parlamentarios entrantes”, en lugar de fijar la mirada en quienes “ingresaron con patrimonios bajos y después de un par de años de ejercicio, tienen patrimonios multimillonarios”.

    “Me parece fantástico que exista la posibilidad de transparentar todos los patrimonios de quienes realizan diferentes actividades concernientes a temas políticos, ya sea, de cargos electos, como diputados y senadores, alcaldes, como también, los cargos directivos de los diferentes partidos políticos. Personalmente, anualmente declaro mi patrimonio a transparencia”, señaló el presidente Humanista.

    “Pero”, añade González, “atendiendo al positivismo del tema, este ranking inmobiliario tiene un tremendo default, pues coloca el acento en los parlamentarios entrantes, en este caso, del Frente Amplio, que llegan a ejercer su cargo de parlamentario con un patrimonio fruto de su trabajo y esfuerzo, y no coloca el acento o la preocupación donde se debe alojar, que es en los parlamentarios que ingresaron con patrimonios bajos y después de un par de años de ejercicio, tienen patrimonios multimillonarios”.

    “Es decir, el lío no es el patrimonio personal de un parlamentario cuando empieza su ejercicio, el lío es el enriquecimiento que hacen durante su trabajo parlamentario. Claramente aquí existe un distractor del real problema del crecimiento patrimonial de muchos parlamentarios”, agrega el líder humanista.

    En ese sentido, como dentro del “ranking” aparecen dos diputados del PH (Pamela Jiles y Florcita Alarcón), Octavio González afirma que “no me preocupa que ambos aparezcan con un patrimonio inmobiliario sobre los 100 millones de pesos, lo que me preocuparía es si en cuatro años, tanto Pamela como Florcita, tuvieran un patrimonio parecido o igual al de algunos parlamentarios de la Nueva Mayoría y sobre todo de la Derecha. Que aparecieran igual que estos mismos que han tenido un crecimiento particular altísimo, en listas de cohecho, corrupción y aportes ilícitos a la política”.

    Consultado por la respuesta de Pamela Jiles, quien aclaró que su patrimonio inmobiliario se corresponde con sus “altos ingresos por una larga vida de trabajo”, González respondió: “¿Te cabe alguna duda? Todos sabemos lo que paga la televisión, y una periodista de primera línea, con una de las mayores credibilidades de nuestro país, sin dudas que era bien pagada. Pero yo también conozco la responsabilidad que tiene Pamela sobre sus hombros, en términos familiares. No sólo se preocupa de su economía, sino de mucha de su gente cercana, lo que sin dudas fue una de las cosas que valoré mucho al momento de invitarla a sumarse al Partido Humanista”, concluyó el presidente del PH.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...