• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Resultados preocupantes entregó el primer censo nacional del pingüino de Humboldt (Spheniscus Humboldt), cuyos números indican que la población del ave fluctuaría entre los 10 mil y los 12 mil individuos maduros (adultos).

    El estudio fue realizado por Alejandro Simeone, científico del Departamento de Ecología y Biodiversidad de la Facultad de Ecología y Recursos Naturales de la Universidad Andrés Bello y quien además desempeñó labores en la Unidad de Gestión Patrimonio Silvestre de Conaf en Viña del Mar, a través del Fondo de Investigación Pesquera y Acuicultura. Consistió en el conteo de parejas reproductivas y nidos activos en las colonias que estas aves utilizan desde Arica hasta la isla de Chiloé.

    “Lo que encontramos fue una población que fluctuaría entre los 10 mil y los 12 mil individuos maduros (adultos) y ese número fue para nosotros sorpresivamente bajo porque estimaciones que se habían hecho hace 10 años atrás, con otras metodologías que no son necesariamente comparables con las que utilizamos nosotros, nos sugerían una población que rondaba en torno a los 30 mil”, afirmó el doctor en ciencias biológicas.

    Como el mismo investigador explicó, estos valores tan diferentes, fueron obtenidos con metodologías distintas: “No esperábamos un valor tan bajo. Estamos en el proceso de validar estos datos, haciendo censos las próximas temporadas para ver si el valor que obtuvimos el año pasado representa realmente una baja en esta especie, lo que sería bastante preocupante”.

    Pero, cabe señalar que está vigente otra hipótesis: “O bien estas aves fluctúan naturalmente, por condiciones oceanográficas o porque a veces hay más o menos alimento, entonces podría ser que encontramos al ave en una época de baja”, dice el investigador, aunque también existe la posibilidad de que sea efectivamente una disminución poblacional, porque hace por lo menos diez años que no se hacía este tipo de censo, acotó el profesional.

    Las conclusiones de los estudios sobre el Pingüino de Humboldt y otras especies protegidas, se presentaron en el segundo seminario de Ciencias en las áreas silvestres protegidas de Atacama, organizado por la Corporación Nacional Forestal (Conaf) y la Universidad de Atacama (UDA) en el Centro Cultural de Copiapó.

    Alejandro Simeone manifestó que “estamos hablando entre un tercio o menos de la mitad de lo que conocíamos que había hace 10 años atrás. Esta información se confirma con datos que ha tomado la Conaf en algunas colonias importantes en las islas Pan de Azúcar y Chañaral que también muestran una baja en el mismo periodo”.

    Simeone agregó que “esto también nos podría sugerir que estamos ante una disminución de la especie a nivel nacional, particularmente en lo que es la región de Atacama y Coquimbo que es donde están las principales colonias”.

    El 90% de las colonias de pingüinos de Humboldt nidifican en las islas Pan de Azúcar, Isla Grande y Chañaral en la Región de Atacama, Isla Choros en la región de Coquimbo e isla Cachagua en la región de Valparaíso. Conaf realiza conteos periódicos desde hace más de 10 años tanto en época de nidificación y muda, los resultados han demostrado una constante a la baja.

    Artrópodos

    En el seminario se habló también de las especies de artrópodos (insectos y arácnidos invertebrados) presentes en Atacama, de los cuales el 95 por ciento son endémicos (originarios) de la región. Se trata de 305 especies, de las cuales 248 están presentes en áreas silvestres protegidas que administra Conaf.

    Gracias al trabajo desarrollado por la Universidad de La Serena, se levantó un inventario de la biodiversidad que incluye, además, a los primeros insectos y arácnidos chilenos que poseen categoría de conservación como es el caso de la vaquita de isla Choros (Gyriosomus granulipennis), el escorpión de Cepeda (Brachistosternus cepeda) o la araña de isla Chañaral (Cyrioctea islachanaral).

    Sobre los invertebrados expuso el especialista en artrópodos de zonas áridas y semiáridas de Chile, Jaime Pizarro-Araya, quien declaró que “la extinción es la pérdida del patrimonio biológico, genético y cultural del país. Si uno lo coloca en el contexto de biodiversidad, es una perdida sin retorno, ya extintos en la vida silvestres solo podremos observarlos en colecciones de museo; aquí hace sentido esa frase cliché que nuestros hijos no los conocerán vivos”.

    En relación al valor de esta actividad, el secretario regional ministerial de Agricultura, Patricio Araya, destacó que “es importante resaltar que este segundo seminario de ciencias es una oportunidad para conocer la biodiversidad de las áreas silvestres y la relevancia que tiene su estudio para la región”.

    Al respecto Héctor Soto, director regional de Conaf Atacama, señaló que “este seminario busca dar a conocer a la región de Atacama como una región con importantes nichos ecológicos en las áreas protegidas y con una interesante riqueza de especies. Es una invitación tanto para los profesionales de los servicios públicos, como la comunidad universitaria, servicios turísticos, industria y comunidad general a conocer qué está ocurriendo en materia de conservación al interior de nuestros parques nacionales”.

    En la ceremonia de apertura estuvieron presentes autoridades como el seremi de Agricultura, Patricio Araya Vargas, el gobernador de la Provincia de Copiapó, Manuel Corrales, en su calidad de intendente (s).

    Fuente: Fundación Terram

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...