• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En junio, el entonces ministro de Educación, Gerardo Varela, encabezaba el lanzamiento del plan “Todos al Aula”, iniciativa orientada a “desburocratizar la enorme carga administrativa que tienen los colegios en la actualidad”. El Colegio de Profesores fue uno de los actores convocados a la discusión, sin embargo, la agrupación informó recientemente que no firmaría el documento emanado desde la instancia presidida por la ex ministra concertacionista, Mariana Aylwin.

    “Lo que se llega como conclusión final es un informe absolutamente sesgado, cargado hacia los intereses de los sostenedores privados. Su centro y preocupación apunta fundamentalmente a que bajen los mecanismos fiscalizadores de los recursos públicos que se invierten en educación”, sostuvo el presidente del Magisterio, Mario Aguilar, en conferencia de prensa.

    El dirigente enfatizó que el resultado de “Todos al Aula” apunta a “que haya menos control del gasto público en educación”. Al respecto, manifestó que “una cosa es desburocratizar y otra cosa es volver a los tiempos en que prácticamente los recursos públicos cuantiosos que se entregaban en educación tenían un descontrol total y absoluto”.

    En este sentido, Aguilar aludió a dos casos de instituciones que recibieron subvenciones estatales, pero que las emplearon en fines distintos al educativo.

    “Yo quiero recordar que en Chile, con cargo a la subvención escolar, se financió al equipo de básquetbol Boston College; se financió una escudería de Fórmula 4, en la que corría un hijo de un sostenedor y con publicidad del colegio se financiaba esa escudería”, relató el dirigente gremial.

    Además, Mario Aguilar descartó que el carácter “sin fines de lucro” exigido por la ley garantice un buen uso de los recursos públicos. Para el presidente del Colegio de Profesores se trata de “un argumento demasiado débil”.

    “El mundo de las universidades privadas durante décadas fue formalmente sin fines de lucro y, sin embargo, todos sabemos que el negocio que fue siempre el sistema de universidades privadas”, añadió.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...