• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Tuvieron que pasar dos años para que el ingeniero comercial Rafael Garay Pita decidiera romper el silencio. El experto en economía regalón de la TV chilena está siendo investigado por el delito de estafa (por un monto cercano a $1.800 millones) y habló con revista Sábado desde el anexo Capitán Yáber de la cárcel Santiago Uno, el mismo que tuvo como “huéspedes” a los controladores del grupo Penta, Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano, ambos financistas de la UDI.

    En la conversación, el ex académico de la Universidad Central se definió como “adicto”. “Independiente que lleve ahora 18, 19 meses sin tomar. Pero el adicto aprende a mentir, aprende a ocultar, a proteger sus instancias de consumo. Había muchas veces, por ejemplo, que yo daba una entrevista en vivo, súper exitosa en televisión a media noche, pero yo no me iba para la casa”, relató Garay.

    El ingeniero comercial contó que ha tenido ideas suicidas desde la adolescencia, pero que se acentuaron tras la muerte de su mejor amigo en 2011. “Eso me liquidó. En abril de ese año me intenté quitar la vida con gas más clonazepam. Una vecina se dio cuenta. Sellé con tape los bordes de la puerta de la cocina”, confesó el ingeniero comercial.

    Respecto al supuesto tumor cerebral que padecía, excusa que usó para abandonar el país, lo calificó como una “estupidez” y una “mentira asquerosa”. El día que dio a conocer su falsa enfermedad, también intentó suicidarse.

    “Puse en mi Facebook que estaba enfermo y me puse una sobredosis de insulina, que debería haber sido mortal. Me puse quince ampollas. Con eso supuestamente estaba listo, pero desperté en mi departamento en La Dehesa. Yo estaba muerto ese día, o eso es lo que creía. O eso es lo que quería”, expuso el imputado por estafa.

    A pesar del delito por el cual se le investiga, Garay no se siente estafador. Para él, una persona con esas características “vive haciendo estafas”. Su caso, dice, corresponde a “una cagada, que se llama estafa, por lo tanto estafé”, pero asegura que no ha tenido “esa conducta antes ni la voy a tener después”.

    “Lo que tengo es un buen plan que debería funcionar bastante bien de cómo voy a devolver un gran porcentaje del dinero que queda por devolver”, señaló respecto a los montos que distintas personas le entregaron para especular, entre ellos el lector de noticias de Chilevisión, Iván Núñez, de quien dijo que es “un gran tipo” y “probablemente a uno de los mejores amigos que tenía”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...