• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Gobierno prepara una retroexcavadora en materia educacional, a partir del proyecto de ley denominado “Admisión Justa”, que pretende introducir cambios al Sistema de Admisión Escolar. La iniciativa presentada por el presidente Sebastián Piñera y por la titular del Mineduc, Marcela Cubillos, plantea reponer la selección del 100% de postulantes en los liceos de “alta exigencia académica”, a partir de séptimo básico.

    Además, abre la puerta para que todos los colegios seleccionen hasta un 30% de su matrícula, lo que permitiría a los establecimientos entrevistar a apoderados. Estas dos medidas han concentrado las críticas de la oposición, pero además de actores públicos, debido a que la selección implica segregar a niños/as, por la relación existente entre buen rendimiento académico y nivel socioeconómico.

    La diputada Camila Vallejo (PC), integrante de la comisión de Educación de la cámara baja, sostuvo en radio Cooperativa que el proyecto “busca nuevamente restablecer la injusticia de un modelo segregador, exitista, donde sólo los ‘más capaces y mejores’ pueden elegir y donde los colegios además eligen a las familias o a los niños que son más exitosos en el proceso educativo”.

    En tanto, el diputado Mario Venegas, enfatizó en el equilibrio del sistema actual, considerando que el 82% de los estudiantes ingresó al colegio de su preferencia. “Espero que todos los que votamos este proyecto, mantengamos la convicción. Las familias tienen que entender que esto que se ha caricaturizado como ‘la tómbola’ es el sistema más justo: van con las mismas posibilidades”, afirmó el parlamentario DC, según consigna radio Bío Bío.

    Iniciativa suma rechazo

    No solo los parlamentarios de oposición han manifestado un rechazo rotundo al proyecto del Gobierno. Otros actores públicos han expuesto las deficiencias de “Admisión Justa”. Rosario Olivares, profesora y directora del Colegio Latinoamericano de Integración expresó que “una educación democrática y emancipadora es entender que las y los estudiantes deben tener el derecho a educarse como preocupación del Estado, sin mérito ni selección. Obvio que a la derecha esto no le interesa, prefieren a Admisión Justa: educación de mercado y segregación”, según escribió en su cuenta de Twitter.

    Desde Educación 2020, Nicole Cisternas, directora de Política Educativa, sostuvo que “defender el mérito es defender la competencia y los privilegios, tras eso está la idea de que solo algunos merecen ser premiados, cuando se sabe que el mérito está asociado al nivel socioeconómico“.

    En tanto Iván Salinas, académico de la Universidad de Chile y miembro de la campaña Alto al SIMCE, remarcó que “si se trata del mérito, acabemos con la educación privada y pagada. Si se trata de reconocer cualquier cosa como país en educación, primero democratizar nuestro sistema”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...