• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En la antesala de la movilización convocada para el jueves 15 de noviembre, en contra de las zonas de sacrificio, estudiantes secundarios se encadenaron en las oficinas de Oxiquim ubicadas en la comuna de Providencia. Los manifestantes argumentaron que la compañía es una de las responsables de la crisis ambiental que afecta a Quintero y Puchuncaví, por la intensiva actividad industrial en la zona.

    “El llamado es que mañana 15 de noviembre en todo Chile se escuche no más zonas de sacrificio, ni muertes de dirigentes sindicales por protestar en contra de la contaminación y la depredación del medio ambiente, que está matando a miles de niños/as, padres, madres y adultos mayores”, señalaron desde la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces).

    Los estudiantes aludían al caso de Alejandro Castro, dirigente sindical de la pesca artesanal que fue encontrado muerto en la madrugada del pasado 4 de octubre. “El Mecha” se desempeñaba como secretario del Sindicato S24 de Pescadores de Quintero. Según el reporte de la Policía de Investigaciones, el dirigente fue encontrado ahorcado en una reja perimetral de la línea férrea en la ciudad puerto, a la altura de la Avenida Errázuriz con Carrera.

    Por otra parte, la agrupación de secundarios aprovechó de denunciar a un guardia de Oxiquim por agresiones contra los manifestantes.

    Según Emol, esto motivó la llegada de Carabineros. Funcionarios policiales detuvieron por desórdenes a tres menores de edad, dos hombres y una mujer. Todos fueron derivados a la 19º Comisaría de Providencia.

    Oxiquim en la mira

    Si bien la crisis en Quintero y Puchuncaví detonó con el primer episodio de intoxicación masiva, ocurrido el 21 de agosto, recién en octubre la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) formuló cargos contra Oxiquim.

    La determinación del organismo se concretó luego de detectar mal manejo de las aguas lluvias y el uso de dos estanques para almacenar sustancias distintas a las autorizadas en la planta de Oxiquim S.A. que opera en Quintero.

    Oxiquim ha sido una de las firmas más cuestionadas en estos casi tres meses de crisis, debido a que el esposo de la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, es Gonzalo Molina, quien fue socio por más de una década del actual presidente de la compañía, Fernando Barros, este último abogado de Sebastián Piñera.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...