• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El proceso de comiso de los bienes de la familia Pinochet, en el marco del “Caso Riggs”, además del dinero que se encuentra en bancos y cuyo monto asciende a 5,1 millones de dólares, partiría “muy pronto” tras el rechazo de la Sala Penal de la Corte Suprema al recurso de nulidad presentado por el abogado de la viuda del ex dictador, Lucía Hiriart, lo que permitirá que el Consejo de Defensa del Estado (CDE), querellante en el caso, pueda pedir “actuar pronto”.

    Según consigna el diario La Tercera, el jurista Pablo Rodríguez Grez solicitó la nulidad de la causa denunciando una supuesta filtración de la resolución de la Corte Suprema, que habría acordado el comiso de los bienes del ex militar. Pero el fallo de los ministros Milton Juica, Lamberto Cisternas, Andrea Muñoz y Jorge Dahm, con el voto en contra de la ministra Gloria Ana Chevesich, señaló que “de coincidir lo informado por la prensa con lo acordado por los jueces en esta causa, ello no causaría agravio a ninguna de las partes en este proceso, faltando un requisito entonces sin el cual la nulidad impetrada resulta improcedente de acuerdo a las reglas generales”.

    En ese sentido, desde el Poder Judicial indicaron que actualmente la causa se encuentra en la fase de “acuerdo”, es decir, ad portas de que el máximo tribunal entregue su resolución al respecto. Esto, luego de que el CDE presentara un recurso de casación para revertir la decisión que había tomado la Corte de Apelaciones respecto a que el caso estaba prescrito.

    El organismo fiscalizador, según los cálculos, ha estimado que el procedimiento completo de traspaso de bienes al Fisco y posterior liquidación podría extenderse por cerca de seis meses, desde que el máximo tribunal dé el visto bueno y para luego dar lugar al comiso, una vez que el fallo quede ejecutoriado.

    Respecto a la decisión de la Corte Suprema, la consejera del CDE, María Inés Horwitz, señaló que es “correcta, apegada a la ley y era lo que esperábamos”. Y agregó: “La defensa de Hiriart aprovechó esta circunstancia para pedir una nulidad improcedente, pues el acuerdo estaba adoptado”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...