• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Este lunes volvió de sus vacaciones el contralor general de la República, Jorge Bermúdez.

    La autoridad deberá calmar la tormenta que se desató la semana pasada cuando la subcontralora Dorothy Pérez, a quien trató de expulsar infructuosamente del organismo con ocho votos a cero en la Corte Suprema, respondió con dureza al abogado Camilo Mirosevic por cuestionar su labor como subrogante durante la tramitación de decretos de excepción.

    Según dio a conocer La Tercera, Pérez aprobó los documentos sin consultar con la División Jurídica de Mirosevic. La cercana relación de éste con Bermúdez eleva nuevamente las tensiones, ya que el episodio puede leerse como una continuación de los roces que Pérez ya sostuvo con el contralor.

    En un oficio revelado por el diario, la subcontralora explicó a Mirosevic que no consultó con él la materia porque “esperar su retorno hasta el día siguiente (de enviada la solicitud urgente por parte del Ejecutivo) implicaba retrasar en un día completo la publicación y ejecución de los decretos, lo que habría impedido al Estado ejercer nuevas medidas de emergencia en auxilio de la población afectada”.

    “No corresponde en caso alguno supeditar la atención de catástrofes que afectan a la población como la de la especie, a ritualidades no esenciales como la que Ud. reclama”, indicó.

    Luego, Pérez envió un misilazo contra el abogado: “Le hago presente que en mi opinión, a través de sus oficios Ud. ha excedido con creces lo que razonablemente pudiera estimarse una asesoría de buena fe, ya que sus reiteradas y constantes objeciones a la labor de esta jefatura no se ajustan al principio legal de jerarquía y a su condición de funcionario público subalterno respecto de la suscrita”.

    Agregó luego que “sería razonable que destinara dicho tiempo y sus mayores esfuerzos a atender con la debida prontitud y dentro de los plazos que establece la ley N° 19.880, las consultas ciudadanas y de los servicios públicos, pues aún hay presentaciones del año 2017 pendientes en su despacho”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...