• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) inició dos procedimientos sancionatorios para determinar las responsabilidades de la empresa Aguas Antofagasta S.A., debido a los reiterados problemas en la continuidad del servicio de recolección de aguas servidas, hechos ocurridos a fines del 2017 y durante el 2018.

    Según consigna radio Bío Bío, el primero se refiere a las fallas que presentó la Planta Elevadora de Aguas Servidas Sur el 21 de mayo y el 5 de octubre de este año, ubicada en Avenida Grecia frente a playa El Cable. El jefe de la Oficina Regional de la SISS en Antofagasta, Patricio Valencia, dijo a la emisora que “el proceso se gatilla por el incumplimiento de la obligación de la empresa de garantizar la calidad y continuidad del servicio de recolección de aguas servidas”.

    “Además, incluye cargos referidos al peligro para la salud de la población producto la presencia de aguas servidas en la vía pública y la descarga de aguas servidas al mar dentro de la zona de protección litoral. Asimismo, otro de los cargos se refiere a la discontinuidad del servicio de agua potable, que afectó a más de 5.000 viviendas”, puntualizó Valencia.

    El segundo proceso sancionatorio se debe a la falla que presentó la planta elevadora de aguas servidas Costanera, situada en el sector norte de Antofagasta, hechos ocurridos el 22 de noviembre de 2017 y el 30 de marzo de 2018.

    Valencia explicó que “en ambos casos se han incluido cargos asociados al incumplimiento por parte de la empresa de las instrucciones impartidas por la SISS, que apuntaban a mejorar tanto la operación y mantención de estas plantas, así como la infraestructura y realizar oportunamente las reparaciones definitivas de las fallas encontradas”.

    Ahora, la empresa cuenta con plazo de 10 días hábiles para realizar sus descargos. De acuerdo a la Ley 18.902, con estos procedimientos en curso, la sanitaria arriesga una multa de hasta 1.090 UTA ($ 628.930.000), cargos que se evaluarán en su mérito, considerando también los descargos que presente la empresa.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...