• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Diversas organizaciones llevan meses preparando una manifestación agendada para este 21 de abril, en la que se conmemorará el Día del Agua. “Esperamos que sea una gran manifestación que dé a conocer la postura de recuperar el agua para nosotros, los pueblos”, expresa a El Ciudadano Marcela Castro, de la Red de Defensa de los Territorios e integrante de la Red de Salud de los Pueblos.

    La dirigenta agrega que quieren que la marcha se llene de “gente con muchos colores”, pues la manifestación contará con tinkus, batucadas y diferentes agrupaciones de bailes, dándole así un carácter familiar a la actividad.

    Si bien existe un petitorio común del Movimiento plurinacional por el Agua y los Territorios (MAT) -que cumple seis años realizando esta histórica protesta- que se relaciona con la recuperación del agua como bien común, en el caso de la marcha de la Araucanía se suman además demandas locales que van desde el respeto a los derechos humanos, hasta la defensa ambiental. Así, en el llamado que hacen desde Temuco se recalca que la defensa de las aguas y los territorios están estrechamente ligados, pues busca frenar la “depredación causada por un modelo estructural vinculado al extractivismo y al lucro de corruptos e inescrupulosos grupos de poder político y económico, que violan incesantemente los derechos humanos de una amplia población y depredan la naturaleza”.

    Una de las demandas que recalca Marcela Castro se relaciona con los conflictos socioambientales asociados al extractivismo, específicamente las mini centrales hidroeléctricas, psiciculturas y proyectos de inversión extranjera. Esto porque tras la visita de la ministra de Energía a la región, nuevamente se pusieron en agenda la construcción de las “mini hidros” como una “nueva estrategia de instalación de proyectos de inversión en territorio indígena”. Al ser proyectos de menos de 3MW, estos no ingresan al Sistema de Evaluación Ambiental (SEA), por lo tanto es un “mero trámite” -acusa la dirigenta- que se hace en la DGA y en el SEA.

    Por eso dice que la marcha de este año será la plataforma para manifestar “nuestra posición de defensa territorial para que no se sigan reproduciendo las mini hidros en el territorio”.

    Violencia

    Otra demanda –cuenta Castro- tiene que ver con la violencia que se ha ejercido hacia las mujeres, niños y niñas en el territorio, durante la represión a las comunidades indígenas en allanamientos por parte de Carabineros.

    Junto con ello señala el reciente caso de las mujeres hortaliceras que fueron brutalmente reprimidas por parte de la Municipalidad de Temuco y la Intendencia de la Araucanía, “simplemente porque las quieren correr del radio céntrico de la ciudad”, acusa la dirigenta.

    Pero también menciona el grave caso de asesinato de Macarena Valdés, donde hace unos meses la familia logró desmentir la versión oficial que explicaba que su muerte había sido un suicidio, cuando todo ocurrió en el marco de un conflicto ambiental con la empresa RP Global, tras recibir amenazas por parte de funcionarios de la transnacional.

    También le darán el apoyo explícito a los presos políticos mapuche, principalmente al machi Celestino Córdova, quien está en huelga de hambre encarcelado por la muerte del matrimonio Luchsinger-Mackay.

    En este sentido, la dirigente Marcela Castro señala que en el caso de Córdova -y también en el de la machi Francisca Linconao y otros- se ha violentado el derecho a la salud y las prácticas terapéuticas. “Ellos son personas que hacen uso del agua como fuente vital y se han visto privados de ejercer ese rol debido a que están o han estado privados de libertad”, sostiene.

    La marcha -que tiene un carácter familiar- congregará a diferentes comunidades y agrupaciones urbanas, mujeres, estudiantes, trabajadores, la Coordinadora No+AFP, organizaciones de derechos humanos, de defensa territorial y trabajadores de la salud, entre otros.

    En otras regiones del norte y centro del país la manifestación se llevará a cabo el sábado 28 de abril.

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...