• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Este miércoles, Carabineros de Chile desalojó a pobladoras y pobladores de la toma de terreno Los Tres Pinos, ubicada en el borde costero de Tome. A eso de las 07:00 AM un amplio contingente efectivos de Fuerzas Especiales llegaron hasta la playa Bellavista para sacar de sus viviendas a veinte familias aproximadamente, que entre sus integrantes tienen a niños, personas discapacitadas, ancianos y ancianas enfermas, y mujeres embarazadas.

    Las y los pobladores de dicha toma habían denunciado el nulo compromiso del alcalde de la comuna tomecina, Eduardo Aguilera Aguilera, para con las familias de pescadores y pescadoras, que luego del terremoto y tsunami de 2010, se asentaron a orillas de la playa, en lo que hoy es la caleta Los Tres Pinos.

    En dicha caleta las familias generan el sustento mediante la pesca, la recolección de mariscos y la recolección de algas, mayoritariamente luga. Ademas, las comunidades del lugar se han hecho cargo de la limpieza y seguridad del lugar, ofreciendo baños a las personas que lo visitan, mejorando el acceso de caminos hacia la playa, entre otros.

    Desde comienzos de este año, los y las recolectoras y pescadoras del lugar, habían sido notificadas de un desalojo por parte del municipio de Tomé, sin tener si quiera un proyecto claro sobre el futuro de estos terrenos. Cabe recordar que estos espacios estaban abandonados y que durante un proceso que data de hace treinta años, se ha cuidado y utilizado para la subsistencia de las comunidades aledañas a la playa Los Tres Pinos.

    Durante el desalojo, carabineros de FF.EE. negó el acceso a la prensa y cerró el perímetro con un gran contingente policial, los cuales detuvieron y golpearon a pobladoras y pobladores que se defendieron del desalojo cuando los efectivos llegaron en compañía de las grúas que terminaron por demoler viviendas enteras.

    Además de Carabineros, todo el perímetro de la playa cuenta con la vigilancia de efectivos de la Marina de Chile, que estarían resguardando el desalojo y las demoliciones de esta veintena de viviendas pertenecientes a pescadores y pescadoras del lugar.

    Incluso, producto del violento actuar de FFEE, se detuvo a matrimonios, quedando sus hijos e hijas solos en sus casas, que además estaban próximas a ser demolidas.

    Recordemos que en noviembre pasado, el Concejo Municipal de Tome había aprobado el desembolso de 15 millones de pesos para pagar las maquinarias que hoy están destruyendo las viviendas de estas familias pescadoras y recolectoras de caleta Los Tres Pinos.

    El actual desalojo de estas viviendas no representa otra cosa que la falta de apertura al dialogo por parte del municipio, durante este tiempo se preocupó más por preparar las demoliciones que por llegar a una solución no violenta con las y los pescadores del lugar.

    Vía Resumen

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...