• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Tribunal Constitucional (TC) falló en contra de la solicitud que presentó la semana pasada Fundación La Casa Común en pro de realizarse audiencias públicas para que la ciudadanía y distintos organismos representativos, pudiesen opinar ante este estamento sobre la Objeción de Conciencia en el caso de la ley de Aborto en Tres Causales.

    Con un “no ha lugar” se cerró definitivamente la intervención ciudadana en el caso del Reglamento de la Objeción de Conciencia, con sólo el apoyo de los ministros Gonzalo García Pino y Nelson Pozo Silva. Fueron los dos únicos ministros que votaron a favor de la solicitud, argumentando el carácter de interés público de este Decreto Supremo, que afectará a toda la ciudadanía en sus derechos constitucionales, resultando evidente el carácter público que reviste escuchar a quienes apoyen o impugnen el contenido cuestionado.

    Fernando Atria

    “Lo más brutal de todo es que como los requirientes son la Fundación Jaime Guzmán que es la UDI en general, esta discusión será finalmente entre la UDI, el Gobierno de Piñera y el Tribunal Constitucional. En la práctica, esto cierra a la ciudadanía la discusión sobre la Objeción de Conciencia en el caso de Aborto en Tres Causales”, explicó el abogado y académico de la Universidad de Chile, Fernando Atria, en representación de la Fundación La Casa Común, organismo que presentó la solicitud.

    Añadió que “esta instancia se ha dado en casos de similar connotación y relevancia pública, lo que nos permitía ser oídos. Este es un problema importante que excede por mucho a los intereses de los diputados o senadores: es de interés público. Y así como el TC sostuvo audiencias públicas al conocer este Proyecto de Ley, esperábamos que decidiese del mismo modo, pero no fue así”.

    El abogado sostuvo que las audiencias públicas son el mecanismo que el propio TC ha reconocido en reiteradas ocasiones como instancia idónea para asegurar el debido proceso constitucional, y oír a los diversos actores interesados en el resultado de un proceso de gran envergadura como esta ley, resultante en una normativa de enorme relevancia para la población en general, pero especialmente para la población femenina.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...