• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Este lunes se reiniciaron las clases en Quintero y Puchuncaví, luego de que el Comité Operativo de Emergencia (COE) levantara la alerta amarilla en la zona afectada por reiterados episodios de contaminación. En poco más de un mes, más de 600 personas presentaron síntomas de intoxicación asociados a la mala calidad del aire, como náuseas, mareos, vómitos, dolores abdominales y de cabeza.

    La decisión del COE implica que casi 10 mil estudiantes volverán a los 31 establecimientos de la zona, los que se suman a 19 jardines infantiles. Según el intendente de Valparaíso, Jorge Martínez, el término de la alerta amarilla se decidió tras “una semana en que no se han observado niveles de contaminación atmosférica en ambas comunas y una cantidad importante de días en que no ha habido ninguna consulta médica producto de esta situación”.

    Sin embargo, luego del levantamiento de la medida preventiva, 10 personas acudieron al Hospital de Quintero reportando síntomas de intoxicación.

    Por lo mismo, los habitantes de la zona costera afectada por la contaminación mantienen dudas acerca de la eficacia de las medidas adoptadas por las autoridades. “Hay una angustia en los hogares por determinar si efectivamente se envía o no se envía a los niños a las escuelas”, afirmó Carlos Muñoz, presidente del Centro de Padres y Apoderados del Colegio Alonso de Quintero, a radio Cooperativa.

    “Se ha ido generando un episodio de tremendo estrés y tremenda angustia en los hogares y, más encima, con el retorno a clases se suma una angustia más”, agregó el apoderado.

    Rayados en toma de la municipalidad

    En tanto, Moira Gallardo, integrante del Centro de Alumnos del Colegio General Velásquez Bórquez de Puchuncaví, manifestó sus dudas respecto a la resolución del COE, puesto que a comienzos de septiembre, se decidió levantar la alerta amarilla, pero el día del retorno a clases, un centenar de personas fueron tratadas por intoxicación.

    La estudiante recordó, sobre esa jornada, que “a las 9 de la mañana en mi colegio ya habían intoxicados y ese miedo está. Si la vez pasada pasó algo apenas se desactivó la alerta amarilla, ¿por qué ahora podría ser distinto?”, planteó a Emol.

    El descontento en ambas comunas de expresó además durante esta madrugada, cuando un grupo de estudiantes se tomó el edificio de la Municipalidad de Quintero. Según Cooperativa, la ocupación duró minutos, puesto que fueron amenazados con un desalojo por parte de Fuerzas Especiales de Carabineros.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...