• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • La sesión del pasado 9 de mayo de la comisión de Educación y Cultura del Senado concentra la atención de la Unión Nacional de Artistas (UNA), agrupación que representa a 17 asociaciones relacionadas con el mundo artístico. Esto porque durante la instancia, tres candidatos a la Dirección de TVN, Pilar Vergara, Ana Holuigue y Gonzalo Cordero adujeron a las dificultades económicas de la estación para relativizar el compromiso de implementar la señal cultural que le corresponde al canal público.

    “Comprendemos la difícil situación que actualmente atraviesa TVN, pero no consideramos lógico bajar la implementación de esta nueva señal que, según la propia ley, dispone de recursos específicos para su implementación y que obviamente ante la necesidad de cumplir con un objetivo que descansa en su misión original y que se ha visto marginado por la visión de mercado que ha debido asumir el Canal Estatal luego de que se le despojara de sus cargas públicas al constituirla como una empresa pública autónoma, que debe autofinanciarse”, señalaron desde la UNA, por medio de una declaración.

    La agrupación recordó que la señal cultural de TVN “comprometía la oferta de contenidos culturales, científicos e infantiles, materias que actualmente no tienen espacio en los canales de televisión abierta en Chile. Desmerecer el valor que estas temática podrían ofrecer a la ciudadanía a través de la recepción libre por televisión, es no comprender lo que significa la misión de una televisión pública”.

    En vista del panorama descrito, la UNA llamó a los senadores, quienes deben ratificar la elección del directorio de TVN, para que comprometan a los candidatos a incluir dentro de sus deberes la implementación de la señal cultural y educativa que –según remarcan– “no está dentro de la misma lógica del Canal TVN, por lo cual no debiera obstaculizar el trabajo que de manera independiente y separada se debe realizar para ‘revivir’ el canal”.

    “El no llevar a cabo esta labor, que se discutió en profundidad, disponiendo recursos y tiempo del Estado de Chile, no sólo es darle la espalda a los acuerdos sostenidos por los representantes de los ciudadanos sino lo más grave, dilatar y marginar una vez más uno de los principales aportes que desde un bien público podamos entregar a los habitantes de Chile, educación y cultura para todos”, aseveraron desde la agrupación.

    Anuncios
    Loading...