• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Tras un mes y medio de paro y toma por parte de los estudiantes, las autoridades de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC) anunciaron que finalmente llegaron a un acuerdo con el alumnado, accediendo, entre otras peticiones, a cambiar el nombre del edificio “Monseñor Ricardo Ezzati”.

    Recordemos que en diciembre de 2013, la casa de estudios inauguró una moderna construcción de siete pisos de altura, 9.800 metros cuadrados y 36 salas de clases, bautizándola con el nombre del ex arzobispo de Concepción y actual arzobispo de Santiago, quien además participó en la ceremonia.

    Si bien no era primera vez que la UCSC designaba el nombre de una construcción con el de una autoridad en vida -anteriormente había bautizado su Biblioteca Central con el nombre del también ex arzobispo de Concepción, Antonio Moreno- el de Ezzati provocó resistencia inmediata entre estudiantes y profesores, las que aumentaron una vez conocidos los testimonios de las víctimas de Karadima, quienes lo identifican como encubridor.

    Así, en el escrito firmado por el prorrector de la UCSC, Andrés Varela Fleckenstein, la universidad acuerda realizar un plebiscito durante el segundo semestre de 2018, para elegir un nuevo nombre para el edificio, retirando el del actual líder de la Iglesia chilena.

    En ese sentido, el acuerdo suscrito entre las autoridades de la casa de estudios penquista y los estudiantes, también consigna que la universidad llevará adelante sumarios a todos los administrativos o docentes denunciados por supuesto acoso hacia las alumnas, confirmando que los involucrados serán suspendidos de sus funciones mientras se realiza la investigación. También, se acordó entregar apoyo psicosocial para los afectados que lo soliciten.

    Otros puntos de acuerdo con la casa de estudios son mejorar las políticas para dar igualdad de oportunidades en la contratación de mujeres y hombres como docentes o en cargos de jefatura, así como la construcción de espacios inclusivos, mudadores para bebés, salas de lactancia y espacios de juego para niños, entre otros.

    Loading...
    Loading...