• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Este jueves por la mañana, un fuerte contingente policial ejecutó un desalojo de la comunidad mapuche costera Lof Michillanca en la comuna de Valdivia. En conversación con Resumen, el vocero de la comunidad Gabriel Michillanca señaló que con la intervención del Seremi de Desarrollo Social se logró detener el desalojo policial de forma momentánea y salvar algunas casas, aunque dos de ellas quedaron completamente destruidas y sus habitantes a merced de la intensa lluvia que cae sobre la región de los Ríos.

    “Aquí lo que pasó más que nada fue la negligencia que cometió Mauricio Huenulef que es el director regional de Conadi del gobierno pasado, que al final no hizo nada y prefirió dejarle el cachito al nuevo gobierno, y no le solucionó el problema a ninguna comunidad de la región. Nosotros somos uno de los primeros afectados, pero si no se soluciona la cosa, se vienen más desalojos a nivel regional” advirtió Michillanca.

    El violento desalojo fue realizado con personal y carros de Fuerzas Especiales de Carabineros junto a maquinaria pesada, con la que arremetieron contra las casas antes de que pudieran detener la acción policial de forma momentánea. “Estamos tranquilos, lo material se recupera, hicieron tira dos casas: las hicieron pedazos. Estamos haciendo lo posible por rescatar las cosas que quedaron afuera tiradas, y ahora justo está lloviendo torrencialmente” señaló el vocero.

    Tras la detención momentánea del desalojo se lograron salvar 3 casas, 2 de ellas aún se encontraban en construcción, además de la ruka de la comunidad.

    Con respecto a la disputa por la propiedad de la tierra, Michillanca resumió la historia de su despojo y usurpación fraudulenta por un particular llamado José Luis Gómez, con amparo de la dictadura cívico-militar.

    “Esta tierra fue robada en dictadura el año ’74 ya que teníamos nosotros un tío que era preso político y amenazaron a la familia cuando robaron la tierra, porque mi abuelo para salvar a su hijo preso quiso vender un pedazo de 400 metros cuadrados aproximadamente abajo, a los pies de la calle, a este señor Gómez, en 4 cuotas, y este señor Gómez le pasó la primera cuota, y cuando mi abuelo vino a buscar la segunda cuota el ya estaba instalado con Carabineros aquí en el terreno y se quedó con las 14 hectáreas. Entonces como era plena dictadura mi abuelo no pudo alegar porque nos iban a acusar a todos de terroristas y la familia no pudo alegar en su momento y la causa prescribió. Y por eso perdimos 2 juicios y el año ’97 empezamos la lucha legal y el año 2000 hicimos el primer ingreso, el año 2004 nos desalojaron y nosotros seguimos insistiendo, en 2007 nos sacaron nuevamente, y después en 2013 nuevamente nos sacaron. El último ingreso lo hicimos en 2014 y llevábamos 3 años hasta ahora”, añadió el dirigente.

    “Nosotros hemos demostrado por todos los medios que esto fue un robo, tenemos los papeles de registro de tierras indígenas, tenemos títulos de merced, y demostramos que mi abuelo no firmaba porque era analfabeto y que la firma es fraudulenta, mi abuelo firmaba con la huella y ahí la huella no estaba” puntualizó Michillanca.

    Una nueva reunión

    El reporte de Resumen anuncia además que este próximo martes habría una reunión entre la familia Gómez, la Intendencia y Conadi. Al respecto, el vocero del Lof Michillancala detalló que “la idea es que se haga un acuerdo firmado de que el Estado se va a hacer cargo, porque nosotros tenemos factibilidad de compra, estamos dentro del presupuesto nacional de Conadi” señaló Gabriel.

    Aunque la comunidad actualmente no estaría autorizada para habitar la tierra mientras no haya un compromiso de la Intendencia y la autorización del particular Gómez, Gabriel Michillanca explica que su familia no tiene un lugar donde habitar y por eso no ha tenido otra alternativa, por su necesidad y derecho a la vivienda, que hacer ocupación efectiva de los terrenos que les pertenecen históricamente. “Todo depende de la voluntad política de este gobierno para solucionar la problemática” concluyó el dirigente mapuche.

    Fuente: Resumen

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...